martes, noviembre 30, 2021

¿Crisis?, ¿qué crisis?

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos Letamendía Prado (Canarias)

Nos encontramos en la mayor película de ciencia ficción jamás contada. Aquí no pasa nada. 

Sanitarios quejándose de la falta de material tanto para ellos como para los pacientes y viendo como sus compañeros van cayendo y, enciendo la tele y veo imágenes de esas personas aplaudiendo y ninguna llorando. Miles de fallecidos sin poder ser velados y con miles de familias destrozadas y, enciendo la tele y veo imágenes de vecinos pinchando discos desde sus balcones. Guardias Civiles, Policías, Vigilantes de Seguridad dando todo y entregando hasta su vida por la seguridad de los demás y, enciendo la tele y escucho a un ministro diciendo que están perfectamente dotados y a presidentes diciendo que ya no es un gasto superfluo el dinero empleado en ellos. Padres saturados por tener que hacer de profesores en sus casas y niños saturados por tener que hacer de alumnos en una situación, de por sí, muy complicada para ellos y, enciendo la tele y veo a una señorita explicando inglés como si todos tuviésemos un título de Harvard. Autónomos, pequeños y medianos empresarios, sin ingresar un euro y viendo como la ilusión de su inversión se va al garete y, enciendo la tele y escucho que nadie se preocupe porque el Gobierno está tomando medidas para que NADIE sea despedido y que NINGUNA empresa tenga que cerrar. A todo esto hay que sumar las advertencias, rozando casi la amenaza, del Gobierno diciendo que no se publiquen datos negativos, que tenemos que estar más unidos que nunca y que, entre todos saldremos delante.

Pues señores gobernantes, YO NO ME CALLO.

No se pueden imaginar ustedes la cantidad de lágrimas que están inundando nuestros hogares y que ustedes tratan de ocultar. Muchas familias de luto, muchos negocios en quiebra, muchos sentimientos enfrentados, familiares separados de sus hijos y padres sin saber si los van a poder volver a besar, y, sobre todo, la alta cifra de muertos que no pongo aquí porque cuando acabe este escrito ya serán muchos más. 

Blanqueen, oculten, mientan, hagan lo que quieran, pero ni se les ocurra volver a aconsejarnos que nos callemos. Claro que saldremos adelante pero no gracias a su gobierno inútil y a su incompetente y tardía estrategia. Los españoles nos limpiaremos las lágrimas y, como siempre, tiraremos del carro que nos toca tirar, acallaremos nuestro llanto y, una vez más, cogeremos al toro por los cuernos y, aún encima, pondremos una sonrisa para que nuestros niños no perciban el dolor que padecemos. 

Señor Presidente, mientras ustedes callan yo me uno al sentimiento de los sanitarios que se ven impotentes ante lo que están viviendo, hablo imaginariamente con las personas encerradas en su hogar convertido en cárcel, me tomo, desde casa, una cerveza en los bares que quizá mañana no estén, rezo con aquellos que han perdido un familiar o amigo y recuerdo todas las noches a mis compañeros cantando “La Muerte no es el Final”. ¿Y sabe por qué?, porque pese a que ustedes lo oculten, los españoles estamos de luto y TODAS esas personas se merecen el homenaje que ustedes están negando. Mi corazón está a media asta.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos