viernes, octubre 30, 2020

¡Falta de material!

Pordría interesarte...

Dos menas infectados se fugan del centro de Alguazas (Murcia)

Dicho centro está relacionado directamente con el brote de coronavirus que se originó en una boda reciente con 200 invitados

Digno de procedimiento por delito de odio: «los respiradores para Cataluña, luego al resto del mundo y si sobra algo para España»

Declaraciones en redes sociales de Albert Donaire, líder de los Mossos separatistas y funcionario público con un sueldo de 2.200 euros

La segunda oleada de covid está siendo más llevadera para las UCIs de la CARM: ¿Alguien le ha preguntado a los sanitarios del Santa...

Sanitarios del Morales Meseguer de Murcia afirman tener más experiencia y contar con más personal y medios...repetimos; que pregunten a los de...

Coronavirus: Sánchez prorrogará el estado de alarma hasta el 9 de mayo

A partir del 27 de abril los más pequeños podrán salir a la calle El máximo Ejecutivo lo ha...

Artículo de opinión anónimo

Tiempos difíciles nos han tocado vivir!!! Parece que vaya a hablar de la novela de Dickens en la que nos mostró con una ironía magistral como la clase obrera ve en su trabajo la razón de su existir mientras la clase alta lo controla todo y mantiene en infracondiciones a esa prole.

Pareciera que esa sociedad quedó atrás, que vivimos en la mal llamada “sociedad del bienestar” en la que hemos vivido al margen de nuestras capacidades. Pero nos encontramos inmersos en una nueva novela que ni el británico sería capaz de describir ya.

Ha llegado a nosotros un enemigo invisible altamente letal y silencioso al que llaman “coronavirus”, nombre curioso, quizás por ser el rey de los virus. Tras su paso, desolación, muertes, ruina, distanciamiento, tristeza. Parece un enemigo digno de vencer. Esta sociedad debe afrontar sus “ tiempos difíciles “ luchando todos a una porque en esta ocasión, pese a quien pese, el enemigo no distingue entre categorías ni sociales, ni de mando. No puede seguir habiendo jefes que miren por encima de las circunstancias a los soldados de primera línea de batalla. Porque en esta lucha, las balas caerán de forma indiscriminada sobre todos ¿Que está claro que cuando los primeros soldados caigan vendrán otros a sustituir?, está claro. Pero si los primeros caen tengan por descontado que los siguientes caerán más rápido. Cuestión de práctica.

Señores, los soldados sacrificados estamos siendo los sanitarios. Valemos poco. No es victimismo demagógico. Quieren hacer creer al colectivo la cantidad de esfuerzo y sacrificio que le ponen desde esas posiciones superiores que velan por la seguridad de sus soldados convenciendo de las cantidades ingentes de material comprado y distribuido para hacer frente a las necesidades de la batalla. No abandonaré el símil porque los sanitarios, si, los soldados encubiertos de esta lucha, nunca fuimos formados para estas lides pero no falta ni el coraje ni el valor (es más que vocación) para luchar y no esconder el ala. Muchos otros son necesarios en la lucha y están siendo ninguneados o infravalorado también. Pero los sanitarios son los que prestan sus conocimientos y sus “estómagos “, ni que decir su salud mental, para hacer frente a estos <> que nos han tocado sí.

Una cosa es luchar y querer luchar y otra que los engañen y los lancen sin armas amenazándolos, en los tiempos que corren, inmersos en nuestra sociedad de derechos y libertades, por querer seguir luchando sin caer absurdamente. Pareciera que no se quisiera ganar la guerra. Que sigue importando la imagen por encima de la vida humana. Los sanitarios se quejan de falta de material y ¿se les acusa de ser los causantes de incrementar contagios???? Cuanta indecencia hay que admitir para reaccionar. Cuantas vidas se tienen que perder para entender que los sanitarios no son el enemigo.

Hay ya muchas denuncias de colectivos, de soldados a título personal que muestran las condiciones impropias de ese estado de bienestar en las que trabajan. Que no pueden seguir así, exponiéndose por falta de cosas tan simples como unas batas y unas mascarillas. Que no se puede tolerar que los mandos superiores y que decir, los intermedios, pongan obstáculos y diarios y excusa, ni políticas ni de ningún tipo, al suministro de tan sencillo armamento.

Algunos de esos clasificados como de clase alta han hecho donaciones millonarias, otras de esas donaciones han sido locales, de pequeños empresarios, que bien es de agradecer, pero no es posible que nos encontremos en el campo de juegos del olimpo a merced de algunos, mal venidos a dioses, que deciden cuándo y cómo reparten ese material dejando turnos desabastecidos o lo que es peor, convenciendo a esos sanitarios que deben entrar como sea y con lo que haya (no apto ni seguro) porque “no hay otra cosa, ve adaptándote”.

Esto es un llamamiento a la decencia y a la honradez, si queda. Porque los aplausos y el reconocimiento está genial y emociona pero hay que empezar a ser serios. ¿No hay industria en España capaz de hacer batas impermeables y mascarillas en pocos días? ¿Hay que esperar pedidos millonarios a otros países que llegarán cuando ya sea muy tarde para muchas personas? ¿La madre de quién debe morir para que sean escuchadas las sinceras denuncias de los sanitarios de que LES FALTA MATERIAL?

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

Aquí no hay toque de queda: Nueva oleada de pateras en la CARM

Ya hay 70 inmigrantes 'nuevos' en Escombreras y se esperan alrededor de 350 Estado de alarma, toque de queda...tonterías...

Asunto de Estado. Varela denuncia a la Magistratura de Galicia ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo

Pruebas, testigos, informes periciales para imputar delitos muy graves contra jueces, fiscales y abogados Margarita de Rom Cambom, María...

Violenta pelea entre magrebíes deja un muerto y un herido en Lorca

El fallecido presentaba heridas de arma blanca La nueva cultura que nos quieren imponer... Una violenta...