jueves, octubre 22, 2020

Soldados españoles levantan en sólo 48 horas un hospital con 5.500 camas

Pordría interesarte...

El Gobierno pide ayuda desesperada: vuelve a subir el número de fallecidos, 757, en las últimas 24 horas

Datos oficiales elevan la cifra de muertos en España a 14.555 aunque podrían ser muchos más, ya que hay un colapso en...

Ayuda urgente: Albacete se queda sin respiradores

Sin camas en las UCIS y con pacientes de Covid-19 metidos en quirófano Promesas y promesas pero no se...

Nuevo fracaso de Sánchez e Iglesias: la Seguridad Social no sabía que se presentaba hoy la renta mínima

El ministro, José Luis Escrivá, asegura que se enteró ¡por la prensa! y apuntó que todavía quedan flecos pendientes

El PP denunciará al Gobierno ante la Fiscalía por haber suministrado mascarillas defectuosas

Así lo anunció Teodoro García Egea en una entrevista a la televisión murciana "Cuando pase esta crisis sanitaria, se...

Artículo de opinión de Antonio Soler

De todos es sabido, y no es una cosa que descubra yo, la cantidad de políticos ineptos que por desgracia dirigen este país. Unos políticos, que por hacer un alarde de feminismo y dar un golpe encima de la mesa sacaron a la calle, sin escrúpulos, a miles y miles de personas a una manifestación absurda, cuando el brote de Covid 19 en Madrid presentaba unas cifras escalofriantes.

¿Y qué pasó por desgracia en esa manifestación irrespetuosa, con el Covid 19? Lo que tenía que pasar; se infectaron muchos asistentes, entre ellos la mujer del presidente de la nación, Pedro Sánchez y la vicepresidente y ministra de igualdad, Irene Montero, una gran feminista incapaz de condenar los abusos a las criaturas de Palma de Mallorca o los que cometió el ex marido de Mónica Oltra, cuando abusó de una menor tutelada también por la Generalidad valenciana y donde este señor se encontraba trabajando cuando se produjeron los hechos, condenado a cinco años de cárcel por cierto. Una condena de risa. Luego tienen la poca vergüenza de decir que la justicia es igual para todos.

Unos políticos que desprecian al agricultor, permitiendo las importaciones agrícolas de otros países que incumplen las normas de la Comunidad Europa. Ni el control de plagas, ni nada… imposible competir con esos precios para los agricultores españoles, que tienen por cierto la mejor agricultura del mundo y eso es conocido por todos.

Pero mi artículo de hoy no va dedicado a políticos ineptos, que por desgracia ya tienen comprados a casi todos los medios de comunicación de etse corrupto país…CASI..mi artículo va dedicado a unas personas que se ganan su triste suelo con honor.

En España somos mucho de alabar cosas de otros países, como hace unos meses el mundo alardeaba de la creación de un macro hospital hecho por los chinos en unas semanas. Me parece genial y los felicito. Pero ahora esa gesta esa ha sido superada por unos valientes, unos héroes que cobran una miseria de sueldo (no ganan ni 900 euros al mes) pero están cuando más se les necesita y sin poner pegas de ninguna duda. Unos soldados que, al margen de jugarse la vida, están para quitar barro, estiércol y todas las miserias con las que son infectadas el mundo en el que vivimos. Esos valientes tiene nombre y son nuestros soldados españoles, que levantaron un hospital de campaña en sólo 48 horas, con capacidad para 5.500 enfermos. Una gesta que seguramente no veréis en ningún medio de comunicación, pero ya os lo contamos desde cuartaedicion.com

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

Una mujer boliviana es detenida en Murcia por abandonar a sus hijos para irse de compras

Se marchó durante varias horas y encerró a los niños de 5 y 10 años en una habitación a oscuras para que...

La segunda oleada de covid está siendo más llevadera para las UCIs de la CARM: ¿Alguien le ha preguntado a los sanitarios del Santa...

Sanitarios del Morales Meseguer de Murcia afirman tener más experiencia y contar con más personal y medios...repetimos; que pregunten a los de...

Injusticia Okupa: Una pareja consigue entrar a su casa y son detenidos y esposados por cambiar la cerradura

Miguel Vigo está pagando hipoteca, alquiler y los gastos de la Okupa, endeudándose cada vez más y al borde de la depresión...