miércoles, abril 21, 2021

En plena crisis por coronavirus: el hospital más grande de Europa está en Toledo y sin inaugurar

Pordría interesarte...

Con 1.200 camas e equipamiento completo

Hay un hospital enorme de 1.200 camas que dispone de equipamiento completo ubicado en Toledo, pero no se hizo mención de esta información por parte del Gobierno hasta que no hubo quejas de importancia para darlas explicaciones de por qué lo mantienen cerrado si luego venden la noticia de que los hospitales están tan colapsados que deben abrir IFEMA y hoteles para poner camas.

En toda CASTILLA-LA MANCHA el número de infectados supera los 1.000 pero hay un hospital tan completo y grande como éste muerto de risa en planea crisis por la pandemia.

Se sospecha que nuestro Gobierno prefiere molestar a los hoteles que no están tan capacitados como este hospital y aun así se niegan a inaugurar este lugar idóneo y perfecto para curar a pacientes que lo necesitan sólo porque dicen que aún les falta más cosas que no han llegado. Pero la gente se pregunta qué cosas tenía IFEMA para que sí sea adecuado y este hospital mucho más completo y profesional, sólo porque le falta alguna máquina, no lo esté.

Pues este hospital, que por cierto está situado en el barrio de Santa María de Benquerencia, que se comunica por carretera con la capital de España, muy cerca de la A-42 y de la N-400, está mucho más equipado con diferencia que la IFEMA vacía que nos encontrábamos hace unas semanas.

Muchos son los ciudadanos que se quejan de que es un espacio más que listo para su uso, que ocupa más de 250.000 metros cuadrados y que ha costado, para más inri, al erario público alrededor de 700 millones de euros. Es más que lógico la indignación que se puede palpar.

Por este tipo de detalles sin explicación lógica por parte del Gobierno, cada vez va en aumento la desconfianza del ciudadano haciéndole incluso sospechar que nos acercamos hacia una dictadura tecnocrática social-comunista superestatista que ansía que piensa más en unas vacunas, por ahora, de dudosa confianza, que en el bienestar de esos toledanos infectados que están lejos de IFEMA y muy cerca de este hospital colosal y más que perfecto para su uso, le falte o no, alguna que otra máquina que igualmente tampoco tenía esa IFEMA que encontrábamos vacía.

De ahí que los toledanos, mosqueados con este evento sin respuestas que sean esclarecedoras por parte del Gobierno, sientan como una especie de conspiración contra ellos que les obliga a pensar que Sánchez es su enemigo y que no quiere el bien de sus ciudadanos, ya que hay que recordar que quiso hacer creer que sus tests fallidos eran homologados cuando en realidad los sanitarios se dieron cuenta de la estafa.

Pero aquí nos encontramos, viendo que el senador del PP y presidente provincial del PP de Toledo, José Julián Gregorio, sigue exigiendo sin éxito que se inaugure el hospital para luchar contra el coronavirus, aunque hay más intereses en avanzar una constitución mundial, de gente, se sospecha, incompetente y de máxima desconfianza para sus cada vez más enfadados ‘socios’, ya que en los hechos parece verse que la globalización no es más que un invento fallido de gente que cada vez deja más insatisfechos a sus ciudadanos en las cosas más básicas por hacer y de las que no hay excusas que valgan para no inaugurar un hospital y sí molestar al hotelero.

Eso de interesarse por crear un único gobierno mundial no es algo que motive a los toledanos ya que ellos mismos afirman que no les han pedido permiso para ello.

Cada vez se contagia más el pensamiento de que nos encontramos dentro de una dictadura progresista que presume vender lo contrario con palabras insulsas y vacías fáciles de decir pero que en sus actos no se atestiguan.

La conclusión del pensamiento toledano que va en aumento es que la gente infectada no tendría por qué ir hasta IFEMA, teniendo un lugar mucho más apto, habilitado y con camas cada vez se siente más engañada y estafada.

La excusa que han recibido de las autoridades es que no creen necesario adelantar su apertura y menos en esta crisis sanitaria.

Los toledanos piensan que justo es al revés. Es en esta crisis cuando de verdad se necesita ver la utilidad de este Gobierno que les parece no estar cualificado en cosas lógicas y básicas y que no deberían tener un NO por respuesta. Siguen sin entender nada. Necesitan un NO que de verdad les pueda convencer si acaso lo hay.

El caso es no levantar cabeza, molestar a los hoteles, y dejar vacío el mayor lugar de Europa.

Nada cuadra. No se explican con coherencia. Ponen excusas que no parecen tener sentido y uno se puede echar las manos a la cabeza y rezar, ya que seguro que un Padre Nuestro hace más efecto que el accionar de este fatídico e inepto Gobierno.

Tal vez la motivación era algo verde llamado dinero. Quién sabe.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos