domingo, enero 17, 2021

La Generalidad, una organización criminal

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Inmaculada Alcolea

Dijo la Fiscal Madrigal en el juicio del prusés, que la Generalidad había actuado como una organización criminal. Ha sido la descripción más real de, no sólo lo que ha pasado , sino de lo que sigue pasando.

Son los mismos piojos que no han cambiado ni de cabeza, sino que siguen paseando por las mismas cabezas y que han criado y se han mutado. Pero sigue siendo lo mismo.

Tenemos un presidente de la Generalidad de Cataluña condenado por delitos penales. Este señor, por llamarlo de alguna manera, dedica su tiempo a desgobernar y a generar odio, incluso en estos momentos tan duros para la población en plena pandemia, tiene la desfachatez y poca vergüenza de subirse el sueldo para todos los expresidentes, sin tener en cuenta que deben varias pagas extras a los funcionarios catalanes. Este es el mismo señor que nos habla de un confinamiento total mientras saca a los golpistas de las cárceles para que hagan ver que trabajan.

Luego tenemos como jefe político de todo un cuerpo policial de 17 mil personas, a un señor, por llamarle educadamente como no merece, que está a punto de ser juzgado por delitos penales de prevaricación y malversación de nuestro dinero. Resulta que nuestro jefe político un día decidió, en pago a los servicios prestados por haber ayudado al anterior delincuente Puigdemont a fugarse de la justicia española, ascender a un sargento de los mozos a Asesor de Seguridad de él mismo. Para más inri, se debe explicar que el mando político de los mozos goza de una formación de 8 EGB y dos años de formación para ser administrativo. Y su asesor goza de un bachillerato unificado polivalente unido a un cursillo de esos que da la Escuela de Policía de Cataluña que sirve de poco o de nada, de escolta de personalidades. Ese es el nivel que tienen dos personas para acceder a un sueldo público. El primero de más de 108 mil euros , sin contar dietas, y el segundo de 76 mil euros.

Pero lo mejor es que el asesor hace ver que es asesor , malversando esos 76  mil euros y no asesora, sino que acompaña y protege al fugado Puigdemont. Es todo de risa , o de pena según se mire.

Pues resulta que ese mando político del cuerpo de mozos de escuadra , ya ha condenado a dos agentes de la Brimo a ser culpables de saltarse el confinamiento. 

En el cuerpo de mozos de escuadra acostumbran a hacerte culpable sin ni escucharte. Por eso, luego los jueces, condenan a la Generalidad y su división de asuntos internos; por vulnerar derechos fundamentales como la presunción de inocencia de los funcionarios policiales.

Pues hace mucha gracia ver como, hace dos semanas, un intendente de «los suyos», quiero decir de aquellos que saca brillo al traje de gala de los mozos y goza de unos preciosos galones dorados que le otorgan un pedazo de sueldo público de casi 4000 euros mensuales, se agobiara y se fuera a correr, saltándose el confinamiento y las órdenes dadas por el Estado de Alarma. En esa situación, nadie de la que yo llamo «organización criminal” salió a encarnizarse con el susodicho «agobiado intendente». Al revés, ya teníamos el artículo de Maika Navarra (ansiosa por que le den otra medallita de esas que regala el cuerpo a quien le cae bien)  en la Vanguardia siendo comprensiva con las razones del mismo para saltarse dicho confinamiento.

En ese artículo exponía que el susodicho intendente había pedido perdón. Sin embargo, como es costumbre en el cuerpo de mozos de escuadra, el régimen disciplinario sólo es aplicable a todos aquellos que no disponen de los comodines más fieles para liberarse de sanciones, el comodín del lazo amarillo llamado también comodín ideológico, el comodín del mando o como usan algunos de las regiones de la Garrotxa, y que han accedido al cuerpo usando el comodín de la homofobia. Sin embargo, según el investigado por prevaricación y malversación BUCH, informaba públicamente que las agentes de la Brimo serían sancionadas. No necesito el ex portero de discoteca pasado a mando de un cuerpo policial, ni siquiera la nota informativa de las agentes dando las explicaciones que convinieran. Tampoco fue consciente el ex portero de discoteca que todos los actos susceptibles de ser infracción disciplinaria debe dirimirse  mediante  una información reservada, que como la palabra dice, debe ser reservada.

Pero el ex portero de discoteca admite el perdón del intendente y sin embargo condena, sin previo procedimiento administrativa a las dos agentes de la Brimo, anunciando las correspondientes sanciones.

Estos son unos pequeños ejemplos de los agravios comparativos, la falta de ética, imparcialidad, y un largo etcétera de unos políticos mediocres que están en sus manos el poder, tal como dijo en su día la fiscal madrigal una Organización Criminal.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos