martes, noviembre 30, 2021

Vuelta al trabajo tras la Semana Santa

Pordría interesarte...

El Ejecutivo permitirá la vuelta al trabajo de sectores no esenciales, aunque no deja claro las medidas de protección que se deberán usar

Volver a la normalidad de manera gradual.

Esa es la meta que se ha puesto al Gobierno, que ve que el pueblo español no aguanta más y se le echa encima con uñas y dientes. Por ello, y aunque se ha prorrogado una vez más el estado de alarma, mínimo, hasta el 25 de abril, a partir de la próxima semana los trabajadores de los sectores no esenciales volverán al trabajo de manera regular.

Se hará de manera gradual, para regresar a la normalidad y al mismo tiempo seguir descendiendo el número de contagios por coronavirus. «Vamos con prudencia. Queremos recuperar la normalidad laboral lo antes posible pero siempre con protección«, declaró la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero.

El Gobierno llegó a este acuerdo con los agentes sociales, aunque se tienen que cumplir dos requisitos; que los trabajadores puedan trabajar en condiciones óptimas de seguridad y se continúe rebajando el número de contagios.

Curioso, ya que hay descontrol absoluto sobre qué trabajos podrán volver a su funcionamiento y tampoco se conoce cuáles son las medidas de protección a seguir, ya que Montero no supo decir si los trabajadores tendrán que llevar guantes y mascarillas.

En función de cómo se vaya desarrollando la semana y si los resultados son positivos, se irá llevando a cabo la desescalada de la actividad laboral no esencial.

Respecto a los 20.000 millones de liquidez para empresas y autónomos, Montero señaló que «no tenemos datos de cuánta utilización se ha hecho de este primer tramo de 20.000 millones y si necesitamos reponer esas cantidades».

El Gobierno abre las puertas a parados, inmigrantes y jóvenes extranjeros

El Decreto, que entrará en vigor el próximo 30 de junio, permitirá contratar a desempleados en el campo, que al mismo tiempo cobrarán su paro (subsidio o renta agraria) del Estado. El único requisito es que tendrán que residir en el mismo municipio. El contrato será por escrito y firmado por ambas partes.

Como no, a este iniciativa se incorporarán inmigrantes y jóvenes extranjeros. En el primer caso, quedarán automáticamente renovados los permisos de trabajo o residencia que finalicen el 30 de junio. En el caso de jóvenes (18-21 años) extranjeros, se les facilitará un permiso de trabajo.

lógicamente, no entrarán en esta nueva ‘ayuda’ todo aquel que se beneficie de la prestación extraordinaria vinculada al ERTE o el cese de trabajo de autónomos. «No podemos permitir eso, ya que éstos tienen una financiación propia y una cobertura propia», comentó Luis Planes, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos