martes, enero 19, 2021

Abascal se lo explica a Iglesias: «matón bolivariano y chequista»

Pordría interesarte...

Acusa al líder podemita como principal responsable de la muerte de los ancianos «abandonados en las residencias»

Una mañana en el Congreso con las mismas tonterías de siempre; alianzas en beneficio propio, usando a los españoles, su salud y su libertad como moneda de cambio. Lamentable y repugnante, en definitiva, política.

Sólo Vox ha demostrado tener principios, dejando bien clara que no cambiará su postura de rotundo ‘No’ a la prórroga del estado de alarma y aprovechando su turno para atacar como es debido al Gobierno. Su objetivo principal, Pablo Iglesias, líder de Podemos.

Abascal no dudó de tachar al vicepresidente segundo (tiene coña el título) de «matón bolivariano y chequista», atribuyendo toda la responsabilidad a éste por las numerosas muertes de ancianos españoles por culpa de la pandemia y en definitiva «por ser abandonados a su suerte en las residencias». Palabras que piensan muchos pero nadie tiene lo que hay que tener para decirlas.

Tampoco se libró de los ataques de Vox, como no, Pedro Sánchez. Lo acusan de sólo querer el poder, importándole bien poco el bienestar de su pueblo. «Sólo quiere el poder, La Moncloa y El Falcón», declaró Abascal, añadiendo que «quiere someter al pueblo bajo un estado de excepción. España no es un sultanato ni una república bolivariana».

Duras palabras del partido político al que más teme Pedro Sánchez por su progreso día a día, y que podía reflejarse en un dominio absoluto cuando España quede hundida por el ciclón del coronavirus y la tremenda crisis económica que ya está levando a cabo el maldito virus, especialmente, por la nefasta gestión del gobierno socialista actual.

Al mismo tiempo, Abascal anunció que desde mañana mismo comenzará a solicitar las peticiones oportunas a las delegaciones del Gobierno para exigir la dimisión de éste, desafiando a Marlaska a que «lo prohíba».

Abascal terminó amenazando con presentar una moción de censura, aunque, visto lo visto por parte del resto de partidos de la oposición, no serviría para nada.

PP cede a las amenazas de Sánchez con la ‘abstención’ a la prórroga del estado de alarma, Arrimadas apoya el ‘Sí’ y se crea enemigos dentro del propio partido mientras que PNV consigue lo que quiere

Como bien hemos señalado al principio del artículo, todo política.

La mañana en el Congreso sólo ha servido para informar de lo que ya todo el mundo sabía. Habrá prórroga del estado de alarma, al menos quince días más.

Y decimos al menos porque eso es lo que pretende el PP. Cede a las amenazas de caos del Gobierno, pero pone fecha de caducidad al estado de alarma. Quince días más. Ni uno más. Ya veremos…

Porque Sánchez tiene claro que quiere seguir con su control absoluto mucho tiempo más, no sólo quince días. Por eso, ya se ha asegurado la ‘compra’ del voto de Ciudadanos y PNV, para poder ‘ignorar’ a Casado si éste confirma su ‘No’ dentro de quince días.

Bajo el mismo ‘discursito’ de siempre; todos unidos bla bla bla… el máximo Ejecutivo se ganó el apoyo de Ciudadanos y PNV. Pero no se engañen.

Ciudadanos da el visto bueno a la prórroga porque ahora gana así algo de importancia. Tendrá ‘protagonismo’ en la toma de decisiones venideras, aunque dicha ‘bajada de pantalones’ de Arrimadas le puede costar cara, ya que el ambiente interno del partido se ha visto bastante afectado por tal decisión. Eran muchos los que eran contrario a la prórroga del estado de alarma y no ha gustado nada la decisión de su líder, de momento.

Lo del PNV era un secreto a voces. Apoyará siempre a PSOE-Podemos porque sus intereses van siempre en beneficio uno de otro.

En definitiva, alianzas por ganar posiciones e intereses particulares, mientras tanto, los españoles seguirán siendo marionetas en manos del Gobierno, que hace y deshace en su propio beneficio.

En resumen y ya para terminar; principios y orgullo de Vox, bajada de pantalones de Ciudadanos para variar (siempre buscando vientos favorables) y decepción del PP, que se ‘rajó’ a última hora (al menos consigue desvincular los ERTEs y la declaración de luto). La ‘supuesta’ derecha sigue sin remar en la misma dirección y Pedro Sánchez, con su cara de pena y sus discursos, continúa triunfando.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos