lunes, julio 26, 2021

En plena crisis y la mujer de Pablo Iglesias continúa con su circo feminista

Pordría interesarte...

Ahora exige que la universidad reconozca el feminismo como «área de conocimiento»

Qué se puede esperar de una mujer que tuvo la desfachatez de apuntar que la salida del Covid-19 sólo puede hacerse desde el feminismo…desde mi punto de vista, las femipodemitas ya hicieron bastante por España y el coronavirus con la manifestación del 8M…

Irene Montero tiene que justificar su suculento sueldo a costa de los españoles, españolas, españolis, españolum. No sólo puede vivir de las chorradas del lenguaje inclusivo, que por cierto hacen mucha gracia.

Así que, haciendo como que trabaja, la ministra de Igualdad (cada vez que escucho esta palabra se me pone el bello de punta), en plena pandemia ojo, se ha puesto a exigir que la Universidad reconozca el feminismo como «área de conocimiento». Porque ustedes, queridos lectores, no saben que gracias a ello el coronavirus se acabará de golpe y porrazo. En fin, sobran comentarios.

El movimiento femipodemita se ha convertido en el motor principal de este Gobierno, por lo que se ha propuesto que este ‘virus’ llegue a todo ámbito social.

Ahora le ha tocado a la Universidad. Ahora el feminismo tiene que ser un ÁREA de CONOCIMIENTO. Así lo ha comunicado, tras diversas reuniones con todos los ‘vividores’ de este circo, la directora del Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, Beatriz Gimeno, es decir, otra que vive del cuento.

Un plan centrado en el liderazgo del Instituto de la Mujer en relación con la universidad, para impulsar los estudios feministas y de género.

También en la recuperación, en futuros ejercicios presupuestarios, de las líneas de financiación a proyectos de investigación y publicaciones, favoreciendo la difusión del conocimiento científico de estos estudios a través de un portal institucional.

En la promoción de la composición paritaria de todas las comisiones de evaluación académica, la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y sus diferentes comisiones, y la Agencia Estatal de Investigación (AEI), incorporando personas expertas en estudios feministas y de género, en lo relativo a las acreditaciones profesionales, de proyectos de investigación y en las acreditaciones de estudios.

Y por último, el impulso de la formación en igualdad y de los estudios de género en la enseñanza superior, tanto en los Grados como, especialmente, en los postgrados, muy significativamente los destinados a la formación docente.

Para más inri, el Instituto de la Mujer financiará las becas a postgrados en materia de género.

Es decir, un circo lamentable con enchufadas de todo tipo y más sueldos que saldrán del bolsillo de todos los españoles. Y lo peor de todo es que nadie pone freno a este virus.

El ministro de Universidades, Manuel Castells, ha dado luz verde a las ‘tonterías’ de Irene Montero y, en pleno estado de alarma, ha anunciado una reforma para que en todos los planes de estudios futuros se enseñe la igualdad entre el hombre y la mujer.

Pero no se equivoquen, la igualdad ya existe. Perdón, no existe; el hombre está siendo machacado, repudiado y maniatado por esta ‘gentuza’ que hace y deshace a su antojo porque tiene carta blanca desde nuestro patético Gobierno, que ha demostrado que se vende con suma facilidad por la compra del voto fácil.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos