miércoles, enero 27, 2021

Efecto llamada, Cartagena: Oleada de pateras y todos serán puestos en libertad

Pordría interesarte...

Cerca de cien argelinos ya se encuentran en suelo cartagenero y ‘sus’ ONGs harán la vista gorda

Un grave problema difícil de resolver. ¿Quién pagará los platos rotos de este efecto llamada? Adivinen quién.

Cartagena fue invadida el pasado fin de semana. Fuentes policiales informaron de la llegada de numerosas pateras (y las que faltan) a las costas cartageneras. Un total de cinco con alrededor de cien inmigrantes ilegales (argelinos agresivos la gran mayoría) ya se encuentran en suelo cartagenero.

Y decimos suelo cartagenero porque una vez se les realizan los test de coronavirus (que suelen tardar alrededor de 24 horas en hacerlos, lamentable) son puestos literalmente en la calle. Ale, a circular.

Así, como suena. Los policías, jugándose su físico y poniendo en riesgo la seguridad de los suyos y en definitiva de toda la ciudad, los retienen como es debido, pero luego llega la llamada de turno, se presenta el trabajador de la ONG de turno, recoge los papeles pertinentes y venga, a circular libremente por la ciudad.

Y es que las ONGs no están haciendo su trabajo. No se encargan de los inmigrante ilegales que llegan a la Trimilenaria. Los ‘meten’ en hoteles para más tarde soltarlos. VERGONZOSO.

El riesgo es máximo, ya que estamos en una pandemia y las zonas de las que vienen esta gente no siguen las normas de protección establecidas, por lo que el riesgo de contagio es muy alto.

Repetimos, las ONGs no hacen su trabajo. Recogen sí, pero no a los inmigrantes ilegales. Recogen sus papeles y los dejan deambular por la Trimilenaria. Si alguien informa de ello, entonces los meten en un hotel hasta que pasa el ‘cabreo’ y otra vez a la calle. PREOCUPANTE.

¿Nadie va hacer nada al respecto? Policía y Guardia Civil están desbordados. Infinidad de efectivos, medidas de seguridad, una cantidad de dinero indecente destinado a esta causa para que luego les den la orden de soltarlos…

Las quejas de los agentes se multiplican día a día, pero parece que lo tienen todo perdido. El efecto llamada comenzó hace tiempo, y con esto ahora de la nueva ayuda, poco se puede solucionar.

Dejadez absoluta de la que participa hasta los propios sindicatos de la policía, que no mueven un dedo a pesar de las quejas de sus compañeros ante el más que evidente problema que tiene Cartagena, España en general, con la llegada día tras día de inmigrantes ilegales.

Escupen y la comida que se les da

Un policía, desquiciado por la situación que se vive en estos momentos, contó a cuartaedicion.com cómo se comportan los argelinos que llegaron en pateras a las costas cartageneras el pasado fin de semana.

«Son muy agresivos. Tuvimos que sacar los escudos para intimidar. Les das comida y encima la escupen y la tiran al suelo. Todo son quejas. Son muy agresivos. Aunque al final se la comen claro está…».

Efecto llamada señores. Coronavirus y cientos de inmigrantes ilegales que viene por detrás para aprovecharse de ello. Mientras, el Gobierno se hace el sueco.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos