lunes, enero 25, 2021

Franco tiene poder: La juez del 8-M archiva la causa

Pordría interesarte...

Explica que el Delegado del Gobierno «no tuvo conocimiento técnico» del riesgo de la concentración ni fue alertado por las autoridades sanitarias

Las esperanzas de justicia se esfuman en la figura de Carmen Rodríguez-Medel. Más de 40.000 muertos y el Gobierno se va de rositas y con los bolsillos llenos. El peor parado, como siempre, el ‘borrego’ que los vota, el pueblo español.

La juez del 8-M, Carmen Rodríguez-Medel, acuerda el sobreseimiento de la investigación del 8-M al considerar de que no hay pruebas suficientes contra José Manuel Franco, delegado del Gobierno en Madrid, de que cometiera prevaricación al permitir ‘el matadero’ del 8-M.

Según la juez, entre el 5 y el 14 de marzo, Franco no tuvo conocimiento técnico del peligro que corría la salud de los manifestantes en la concentración, ya que no recibió comunicación o instrucción sanitaria sobre dicho acto, competencia directa del ámbito sanitario.

Nadie instó a Franco del peligro que conllevaba el 8-M. Nadie alertó de las consecuencias que podía arrastrar la manifestación por culpa del coronavirus. Todo el mundo se lavó las manos por la compra de votos femipodemitas. Y, lo más triste y preocupante, es que nadie va a pagar por ello. Miles de muertos y todo archivado, para variar.

El máximo Ejecutivo sabía de sobra que la pandemia estaba a las puertas. Hay miles de pruebas que dan buena prueba de ello. Pero todo el mundo cerró la boca. Los que nos lideran y, supuestamente, protegen, conocían perfectamente que una pandemia estaba a las puertas de nuestro país y no hicieron NADA. Adivinen por qué…y ahora los españoles pagan las consecuencias. Vergüenza de país.

No obstante, Rodríguez-Medel, para callar las quejas de millones de españoles que piden la dimisión en bloque de este patético Gobierno, hizo constar en el informe que la celebración de manifestaciones en esas fechas aumentaron el riesgo de contagio, por lo que fue un riesgo para la salud pública. El problema es que eso sirve de bien poco.

Es decir, pones en jaque a un país entero y te vas de rositas. Pero no pagues una multa de tráfico, que te quitan hasta la vivienda donde vives si es necesario.

Poco más que añadir. Vergüenza de Gobierno. Vergüenza de país.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos