miércoles, abril 21, 2021

II parte: Gobierno bicéfalo y los toros

Pordría interesarte...

Recordarán Vds. que el pasado 12 de Mayo, en pleno “estado de excepción” en mi artículo, hice una comparativa de un mal Festejo Taurino con la actuación de este gobierno “Bicéfalo” y anti taurino. Y, resulta gracioso ver el comportamiento de los protagonistas principales, en el ruedo, en este caso EL TORO BRAVO y en el otro sería el gobierno de España con actor más importante EL PRESIDENTE, verán que ambos tienen una forma de actuar muy similar. Cuando el toro no es ni BRAVO ni NOBLE en el caso del animal, su comportamiento lleva al ruedo, el desorden, la ansiedad, la fatiga, la impotencia, la inseguridad y el miedo. Es curioso y sigue siendo interesante comprobar el símil entre ambos casos.

Recuerden Vds. que dejé aquel festejo con el TORO aculado en tablas tirando derrotes a diestro y siniestro, protegiéndose a sí mismo de todo cuanto había en el ruedo español e impidiendo el buen desarrollo de la lidia, de manera que tenía a todo el mundo “Acogotado” y al público (sería España) angustiado y consternado de ver que el Festejo no progresaba y estaba llevando a la desesperación, tanto a los actores como al público por la actitud del “Morlaco”. Ante esta situación y previniendo alteraciones de orden público de consecuencias irreparables y como quiera que la actitud del protagonista principal no se le atisbaba la más mínima intención de actuar como le correspondería por su raza y estirpe, se aplicarían por parte de las máximas autoridades legislativas las medidas proporcionadas a su comportamiento.

La judicatura presente, que es la responsable de llevar a cabo LA LEY aplicando el reglamento y tomando como referencia sus errores de comportamiento y visto que no hay posibilidad de tener intención de rectificar y actuar con BRAVURA y NOBLEZA, lo manda de nuevo a su punto de partida el CHIQUERO donde será sacrificado y ordenando la salida de otro que pueda dar un juego dentro de los cánones que marcan las leyes de la Tauromaquia. Fin de este horrible Festejo. ¡¡QUE DIOS REPARTA SUERTE!!.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos