lunes, enero 25, 2021

Nueve argelinos llegados en patera a Cartagena se fugan y el comisario de la Nacional amenaza con abrir expediente a los policías ‘responsables’

Pordría interesarte...

Delegación del Gobierno y Cruz Roja tratan como ‘perros’ a los inmigrantes llegados y es la Autoridad Portuaria la que tiene que poner baños portátiles para cubrir las necesidades básicas de esta gente

Un problema muy serio que va a más.

Atentos porque aquí hay varias noticias en una.

Cartagena vivió ayer por la tarde una situación bastante tensa y preocupante. La llegada de pateras con infinidad de inmigrantes ilegales es el pan de cada día.

Descontrol, falta de medidas de protección, protocolo, falta de personal para cubrir los cientos y cientos de inmigrantes llegados en patera…

Es un caos en toda regla y aquí los responsables directos se lavan las manos. Miran para otro lado mientras presumen de gestión y pasan el muerto al que está al pie del cañón, que nos son otros que los policías que los custodian y se juegan el físico, siendo triplicados éstos en número por los nuevos ‘vecinos’.

Ayer por la tarde se fugaron en la ciudad Trimilenaria nueve argelinos llegados en patera. No se sabe si son positivos en coronavirus porque tardan horas en hacerles las pruebas y en el momento de la fuga todavía no se les había realizado la dichosa PCR.

Al cierre de esta edición se habían localizado a dos pero el resto seguían campando a sus anchas sin saber a ciencia cierta que pueden tener el coronavirus y poner así en serio riesgo a la población cartagenera.

Para más inri, el comisario de la Policía Nacional ha amenazado con abrir expediente a los policías responsables de la custodia de los más de cincuenta argelinos que mal viven como perros en el Puerto por negligencia en el servicio…

¿De verdad? Es decir, cuatro policías que se tienen que encargar de más de cincuenta inmigrantes ilegales desquiciados que vienen de un viaje terrorífico, que tienen que hacer sus necesidades en el mar, que son tratados como perros por aquellos ‘progres’ que supuestamente los defienden. Cuatro policías que se juegan el físico y el de su familia porque tienen que plantar cara a inmigrantes agresivos y desquiciados que pueden ser portadores del coronavirus. Cuatro policías que no dan abasto y que encima son ellos los que tienen que mirar por las necesidades básicas de esta gente y encima les cae el muerto a ellos. ALUCINANTE.

Porque sí. Que no les engañen. Todos estos que luchan supuestamente por los intereses de los inmigrantes…todos éstos que gritan ¡Welcome! no mueven un dedo por esta gente. Cruz Roja, Delegación del Gobierno…no hacen absolutamente nada. Se ponen la medallita. Poco más.

Aquí tienen una imagen de como viven tras su travesía por alta mar. Tienen que esperar horas y horas, a veces días, en condiciones infrahumanas mientras esperan la dichosa prueba PCR.

No les ponen ni un baño y tienen que hacer sus necesidades en el mar. Tiene que ser la Autoridad Portuaria quien coloque un baño portátil en cada carpa (dos en estos momentos para dos carpas, una para una familia con un niño de seis años y otra para 26 inmigrantes).

¿Quieren más detalles? ¿Quieren saber más aquellos que critican al periódico de racista? Pues para eso listos decirles que aquellos que se ponen las ‘medallitas’ ignoran a esta gente y son los policías los que se juegan su vida por estos inmigrantes ilegales. No tienen medidas de seguridad, ni protección. No cuentan con un protocolo a seguir. Tienen que custodiarlos hasta que llega una ONG y los pone de patitas en la calle. Esa es la triste realidad.

Esta es la imagen de por dónde se fugaron los nueve argelinos.

Son tantos los que llegan y los escasos medios con los que cuenta la policía que son sobrepasados.

Ya advirtieron, a través de cuartaedicion.com, que no contaban con medidas oportunas y que una desgracia podía pasar en cualquier momento…

Pues bien, al final se produjo una fuga y todavía hay más de uno por ahí suelto…¿y la culpa es de la policía que los custodia? Manda narices.

Mientras tanto, Cartagena sigue jugando a la ruleta rusa. Los jóvenes de hoy en día, inconscientes a más no poder la gran mayoría, siguen invadiendo las calles (como la mayor parte de España) mientras el número de rebrotes crece día a día.

Casualmente, ninguno por gente de dentro. En Cartagena hay dos rebrotes activos; uno por los bolivianos que llegaron en avión y otro por los inmigrantes que llegaron en patera.

Ahora que nos critiquen todos esos payasos que van de listos.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos