martes, octubre 19, 2021

Coronavirus: El hospital Santa Lucía, desbordado. El Rosell, muerto de risa

Pordría interesarte...

Nefasta gestión y nulas previsiones ante los rebrotes de la pandemia que todo ‘entendido’ avisaba

Mira que se avisó, por activa y por pasiva. El coronavirus está cogiendo fuerza, nuevos rebrotes, la segunda ola va a ser más fuerte…pues como si hablas en chino, nunca mejor dicho.

Cartagena y la CARM están metidas de pleno en la segunda ola. No es tan agresiva, aunque ya comienza a ser más peligrosa y muy contagiosa. Una media de 30 casos por día sólo en la Trimilenaria y sube y mucho el número de pacientes que tienen que ser ingresados a consecuencia del maldito coronavirus.

Ahora mismo hay 23 en planta y 5 en UCI en el hospital Santa Lucía de Cartagena. La planta de covid llena, por lo que han tenido que habilitar espacios en otras plantas que son para pacientes o enfermos de otra índole.

Eso sí, habitaciones separadas por biombos, empapadores de lejía y bien identificadas para seguir el protocolo. Pero, por qué se da lugar a tal situación? ¿Por qué no habilitar otra planta con perspectivas de futuro y no actuar sobre la marcha? ¿Por qué no dar lugar a un buen uso del hospital del Rosell, aunque sea durante la pandemia? INCOMPRENSIBLE.

Ahí tienen a un hospital bien hermoso muerto de risa, que sólo coge casos menores de urgencias como los típicos ‘vividores’ que no tienen nada que hacer y van allí porque les duele una uña, mientras el Santa Lucía está al borde del caos.

Falta personal. Muchos sanitarios están doblando turnos porque faltan compañeros (ya sea por baja de coronavirus, ansiedad, etc…). Va a llegar un momento muy crítico a este paso. Porque repetimos, FALTA PERSONAL y lo peor está por llegar.

Faltan medidas de protección. Es de risa que, con lo que ocurrió en el pasado, se pueda volver a la misma situación. Muchos sanitarios se quejan de la falta de monos de protección. No sólo se necesita equipamiento en la planta covid. También en urgencias, ya que por ahí entran muchos pacientes que pueden ser covid. Y en dicho lugar muchos sanitarios no disponen ni de mono ni de mascarillas.

Y lo dicho, faltará espacio. Los ingresos por coronavirus crecen día día. Repetimos, 23 en planta y 5 en UCI y se espera que vaya a más. Ya están acoplando pacientes positivos en otras plantas y tenemos un hospital en la ciudad, que se llama Rosell, que está ahí muerto de risa. Con numerosas plantas y camas esperando para hacer un buen servicio, servicio que parece que los responsables en materia han olvidado por completo.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos