lunes, octubre 25, 2021

El negocio de las pateras: Mientras que el Gobierno mira para otro lado y la Cruz Roja saca pecho, policías e inmigrantes son tratados como perros

Pordría interesarte...

Lamentables condiciones de higiene y seguridad en el recinto de Escombreras de Cartagena

La situación es Escombreras es lamentable. De verdad, para que se le caiga a uno el alma a los pies. Y hablamos ya no solo de los policías que están en el lugar custodiando a los inmigrantes ilegales, también de estos ‘extranjeros’ que llegan de aquella manera.

Muchas reuniones con la delegación del Gobierno, también con el Comisario de la policía por la situación en Escombreras, pero CERO resultados. Muchas palabras, buenas voluntades y nada de soluciones. Comenzamos.

Algunos medios difunden de mala manera que la situación en Escombreras es ‘súper ideal’,que la Cruz Roja tiene un despliegue sorprendente, que reciben a los ilegales con una cara amable…MENTIRA todo.

Inmigrantes y policías están tirados como perros.

Los policías están en furgonetas muchas horas (los que llevan furgoneta). No tienen nada más. Bueno sí, una carpa roja ‘asquerosa’ que cedieron los bomberos (era lo que tenían los muchachos, no se les puede pedir nada más). Una carpa que comparten los compañeros que quieren descansar y la policía científica cuando quieren reseñar. Pero vamos, que nadie es capaz de descansar porque «es la muerte» como dicen algunos. Te abrasas y quemas y es el único sitio donde uno puede, supuestamente, ‘protegerse’.

Ahí pueden ver la carpa donde pueden descansar los policías y trabajar al mismo tiempo la científica. ¿Se imaginan hacer uno sus labores bajo eso, con el equipamiento correspondiente como pueden apreciar en la foto, con el calor que hace? EPIs de plástico que no traspiran… LAMENTABLE

Normal que más de uno sufriese algún desvanecimiento (compañeros que tienen que parar de reseñar porque les falta el aire) y que se tengan que turnar cada quince minutos como nos han comentado policías que trabajan en el lugar porque no aguantan el calor. Inhumano.

No tienen aire acondicionado ni nada por el estilo. Inmigrantes y policías se asfixian literalmente, mientras Cruz Roja disfruta de su aparato de aire acondicionado…

Como verán, aquellos que se preocupan, de cara al público, de los inmigrantes, están en mejor situación que ellos. Su generador y aire acondicionado no le falta.

Menos golpe de pecho y más mirar por los demás. Las carpas de los inmigrantes, por ejemplo, se pueden cerrar por un lado y meter una maquinaria de aire acondicionado…

Se pueden mejorar sus condiciones de vida, pero no quieren. Tienen una manguera tirada en el suelo para lavarse y asearse…Escombreras es un desastre.

¿Saben la temperatura que hace allí? ¿Saben lo que tienen que aguantar policías e inmigrantes? Y ni un maldito aparato de aire acondicionado.

Por cierto, para Carthagineses y Romanos si hay casetas y medios para los policías. Vale que eso depende del Ayuntamiento, pero el Comisario podría mover algunos hilos, como el Consistorio pasa de todo, y, ya que no hay fiestas este año, podrían trasladar dichas casetas a Escombreras y que los agentes que hacen su trabajo tengan unas condiciones un poco más dignas…digo yo…¿Es que no hay corazón? Saben las condiciones que se están viviendo en Escombreras y concejalías de Seguridad y Sanidad no hacen nada al respecto. Un lugar digno donde comer y cenar. Un lugar digno donde descansar. Un lugar digno DONDE RESPIRAR. No se necesita más.

Cambiamos de tema, que hay mucho más.

Medidas de seguridad

Como pueden apreciar en la foto, esas son las medidas de seguridad que hay. Una reja de mala muerte que hasta un niño pequeño puede destrozar y que está separada dos cuartas partes de la pared.

Ahora mismo hay 128 ‘vecinos’. Casi 50 están siendo preparados para ser trasladados al Cenajo. Pues bien, si esa gente decide escaparse, aquello es enorme y tiene mil vías de escape. Y no se hace nada al respecto.

El verano se acaba y no se ha hecho absolutamente nada. Un desastre y sin medidas de protección y de higiene, porque eso es otro asunto…la higiene brilla por su ausencia. Un foco de infección, al margen del coronavirus.

Basura por doquier, escombros, piedras…y ratas que más de uno ha visto pasearse como de si un vertedero se tratase. ¿No se les cae la cara de vergüenza a políticos y responsables de ver cómo están los policías que hacen su trabajo y los inmigrantes que ellos acogen para su compra de votos?

La UIP de Málaga dice que jamás trabajó en peores condiciones

Hace poco estuvo en Escombreras la unidad de refuerzo de Málaga (se desplazan por toda España para cubrir incidentes graves). Trabajan duro y muchas horas. En condiciones a veces muy demasiado duras.

Pues bien, uno de sus integrantes comentó, literalmente, que «hacía mucho tiempo que no hacía un servicio tan malo, en tan malas condiciones y tan penoso, como el prestado en Escombreras con el problema de las pateras en Cartagena».

Eso lo dice un integrante que ha estado en manifestaciones en Cataluña por ejemplo. No hablamos de un ‘novato’. Tampoco hablamos de un trabajador de oficinas. Hablamos de un policía que trabajó con lo peor de España. Ahí queda eso.

«Así no se puede tener un servicio. Tenéis que aprender de cómo se hacen las cosas en Almería, que tiene muchos más inmigrantes»…un desastre que no tiene solución porque en Cartagena se preocupan muy poco por las cosas que realmente importan.

Muchas promesas, mucho hablar…poco más.

Traslado de inmigrantes con un chófer y sin seguridad

Después de que la policía haga su trabajo para ‘capturarlos’ y que no se escapen, después de trabajar en condiciones infrahumanas y cociéndose literalmente a sol, viene el traslado, que ahora verán, es de juzgado de guardia.

Llega la hora de desplazar a inmigrantes al Cenajo:

Viene un autobús de línea corriente, con una mujer al mando. Una chófer normal y corriente. No de un cuerpo de seguridad ni nada por el estilo. Una persona normal y corriente sin escolta ni nada.

Se los sube al autobús y camino del Cenajo.

Que los señores tiene ganas de hacer sus necesidades, pues la chica para (qué va hacer). Si en ese momento alguno decide marcharse, pues qué va hacer la chófer, pues dejarlos ir. Está ella sola, sin seguridad. Una persona para 40 inmigrantes por ejemplo y no puede hacer absolutamente nada. Vamos, yo haría lo mismo.

Tanto dispositivo de seguridad, tanto policía trabajando en condiciones infrahumanas, tanto dinero malgastado, para luego subirlos a un autobús como si se tratase de una excursión y que puedan hacer lo que les de realmente la gana. VERGONZOSO.

Por cierto, ¿saben quién pone dicho autobús ‘escolar? Pues la ONG de turno, llámese Cruz Roja u otra.

Ale, a ver qué critican ahora.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos