jueves, octubre 28, 2021

Faltan policías y material para controlar el desfase del ocio nocturno en Cartagena

Pordría interesarte...

Crecen las intervenciones peligrosas y con pacientes psiquiátricos, efectos colaterales del confinamiento

Policías de Cartagena, desbordados y en serio peligro.

El Sindicato Profesional de Policía Local de FeSP-UGT (SPL-UGT), denuncia que en la noche del sábado 20 de septiembre, se genero una situación de grave inseguridad, que no esta siendo atendida con los medios y medidas adecuadas porque el consistorio esta mirando hacia otro lado, en relación con los puntos calientes del botelleo en la ciudad portuaria.

Este desinterés, según el responsable del Sindicato Policial en la Región de Murcia, José Juan González Salas, y Secretario General de UGT en el Ayuntamiento de Cartagena, “costó ayer que todas las unidades disponibles, debieran hacer frente al incontrolable ocio nocturno que se prodigaba por la zona centro, tratando de dispersar la muchedumbre o mediar para garantizar las medidas de distanciamiento social en vigor, fue el principal cometido en la noche de ayer, así como velar por el adecuado uso de mascarillas, los agentes se vieron totalmente desbordados, siendo imposible acudir llamadas de otra índole en el municipio, las unidades de pedanías fueron suprimidas en gran medida, ante esta situación que pone de manifiesto la pésima planificación y el insuficiente despliegue policial”.

Esta preocupación aumenta entre los agentes porque al terminar el verano, dado que la curva de contagios no deja de subir y que incluso las autoridades sanitarias aconsejan disciplina y
auto-confinamiento para tratar de paliar la curva de contagios que parece ascender incontroladamente en nuestra región, y que esta levantando ya voces de alarma, por los continuos ingresos graves en UCI, en todos los hospitales de nuestra comunidad autónoma.

En opinión de UGT la plantilla, no dispone de un contingente adecuado para exclusivamente controlar y atajar el problema existente, garantizando la prestación de servicios de otra índole,
y este vacío policial, esta actualmente consolidando puntos calientes de concentraciones incontroladas en diversos puntos de nuestra ciudad, y que llevan ya varios meses sin una respuesta contundente y clara. Lugares de botelleo e inseguridad en noches de fin de semana como Cala Cortina, Cola de la Ballena en el Puerto, Estadio Municipal Cartagonova, plazas de barrios en los Dolores, Hispanoamérica, Urb. Mediterráneo, Molinete y las calles de Aire,
Jara, Cañón y Cuesta de la Baronesa, están siendo un problema que deberíamos atajar para garantizar la seguridad mientras la curva este en aumento.

No podemos permitirnos perder mas efectivos por una mala planificación y dotación de medios en la madrugada de ayer 6 agentes de la sección de seguridad ciudadana de la policía local de
Cartagena, se encuentran como consecuencia de la falta de medios adecuados y unidades insuficientes en cuarentena por haber entrado en contacto estrecho con una infectada de Covid-19, que ayer rompió su cuarentena y que en el Faro de Navidad preciso de la actuación de una dotación del 092 a la que posteriormente se sumo otra, como consecuencia de la actitud poco colaboradora y de resistencia violenta a la detención de la pareja de la amiga de
esta, tras la denuncia verbal de la presunta victima (amiga de la infectada en cuarentena) de un episodio de violencia de género, extremo que conocieron los agentes tras la intervención, y
que motivó su aislamiento.

González recuerda que ya son tres años los que llevamos esperando los sistemas electrónicos de control TASER, para poder emplear estos con individuos psiquiátricos violentos intervenciones donde se hacen uso de armas peligrosas o se ponen en juego vidas durante peleas, hechos que han experimentado un muy considerable aumento dada la situación de incertidumbre que la pandemia a provocado y el largo confinamiento. El representante sindical recuerda que: “hay una moción del Partido Popular en la pasada legislatura que apostaba por la implantación de estos medios a disposición de los profesionales del cuerpo, se dio incluso la formación y se presupuestó en 2017 y 2018 para su adquisición pero 3 años más tarde aún estamos esperando ese material, dinero que paso a engrosar el superavit, esperamos que esta falta de interés tanto de jefatura, como del equipo de gobierno, no nos haga lamentar heridos de consideración por falta de respuesta o por exceso de la misma en la utilización de armas letales, como el arma de fuego el pasado viernes también hubo que reducir a un joven violento armado con un cuchillo.

Desde UGT vemos una política de adquisición de medios errática, que esta provocando mucha inseguridad entre los agentes, “vemos como las intervenciones con uso de armas o instrumentos peligrosos de todo tipo están en aumento, sin tener respuesta proporcionada para ello, y como la irascibilidad y descontrol en el comportamiento de sectores concretos esta siendo un caldo de cultivo imparable durante la crisis sanitaria, compañeros sin chalecos y situaciones muy complicadas de asumir a las que permanecen ajenos nuestros mandos y políticos desde la tranquilidad de sus despachos.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos