lunes, octubre 25, 2021

No hay sólo covid: Diagnostican por teléfono una infección de orina y acaba en la UCI con una obstrucción intestinal

Pordría interesarte...

Dejadez absoluta con las personas mayores. Los centros de salud deben funcionar a pleno rendimiento

No es sólo coronavirus. Cáncer, infecciones y demás enfermedades muy graves no se han tomado vacaciones y siguen actuando con la misma violencia, pero para la consejería de Salud sólo existe covid al parecer.

cuartaedicion.com ha sido informada de un caso lamentable que sucedió hace escasos días en Cartagena. Una persona llamó a su centro de salud para informar de que no se encontraba nada bien. Explicó, de la manera que pudo, los síntomas que tenía.

Por obra y gracia de Dios, se le diagnosticó una simple infección de orina. Pues bien, escasas horas después sanitarios de urgencias tuvieron que acudir al domicilio de dicha persona para trasladarla al hospital. Obstrucción intestinal e ingresada en la UCI.

Es lamentable que hoy en día se de lugar a tal situación y todo porque parece que ahora nada más que existe el coronavirus. Acudes a un hospital porque te duele una costilla y te preguntan si tienes fiebre. Siempre y siempre eres un posible caso en potencia de coronavirus. Da igual que te estés muriendo por otra cosa. Te hacen la dichosa prueba y para casa. Ya si eso, si das negativo y pides cita, entonces diez días después te miran tu dolencia. Tal vez ya es tarde.

Lógicamente, y con este patético protocolo a seguir, pasan cosas como la que les hemos contado. Una persona con una obstrucción intestinal que tiene que aguantar en su residencia porque no puede ser tratada como es debido. Una persona a la que se le diagnostica una infección de orina, cuando se estaba muriendo por una obstrucción intestinal.

Ojo, no es el único caso que se ha dado en la Trimilenaria. Recientemente hubo otro en Cabo de Palos, donde a otra persona se le diagnosticó ansiedad por teléfono y tenía una perforación de estómago.

Funcionamiento de los centros de salud a pleno rendimiento, un deber

Los centros de salud no pueden seguir funcionando por teléfono y con citas previas que te dan para diez días, si tienes suerte. Deben reorganizarse y abrir jornada de mañana y tarde y los fines de semana lógicamente. No obstante, parece ser, que las enfermedades, incluida el coronavirus, los fines de semana se lo toman libre…

Vamos a explicárselo de otra manera:

¿Ustedes creen que una persona mayor que sufre de dolencia cardíaca o de otro tipo puede explicar sus síntomas por teléfono? ¿Creen que el diagnóstico puede ser plenamente acertado vía telefónica? NO. Una persona enferma debe ser tratada como es debido, al margen del coronavirus. Porque al final resulta que tenemos más muertos por lo de siempre.

Con todo el respeto del mundo a las personas de avanzada edad, a éstas les cuesta y mucho explicar su estado de salud. Imagínense por teléfono. Lógicamente, pasa lo que pasa. Dan diagnósticos que luego no tienen nada que ver con lo que sucede en verdad y que puede ser mucho más grave.

Sanitarios de Urgencias, desbordados y en pésimas condiciones

Cuando ya es tarde y toca correr, acuden los sanitarios de urgencias, 061. Tienen que ir deprisa y corriendo, con el riesgo que ello conlleva, ya que no saben exactamente qué le sucede a dicha persona.

Por todo ello, dichos servicios se han triplicado. El personal de urgencias no da a basto. Escasea y ya han sido informados (se está llevando a cabo ya) de que si quieren vacaciones, los propios compañeros tienen que cubrirlos. Repetimos, si quieren sus vacaciones, tienen que cubrir a sus compañeros, por lo que vacaciones poco.

Están haciendo guardias de 17 y 24 horas cada dos días. Descanso mínimo, lo que conlleva un agotamiento físico y mental considerable.

Ojo, no se crean que dichos servicios están siendo recompensados. Se les está pagando como servicios complementarios. Nada de horas extraordinarias.

Curiosamente, los médicos que desde su casa trabajan por teléfono, muchos sí cobran esas horas como extras, pero los de Urgencias que van casa por casa NO.

Y todo ésto, repetimos, porque los centros de salud no dan el servicio que se les exige y son sanitarios de urgencias los que les toca correr y duplicar su trabajo, poniendo en serio riesgo la salud y el bienestar de los ciudadanos.

La situación está bastante comprometida, aunque no tiene planeado ninguna huelga ni nada por el estilo, ya que su servicio es esencial.

La población de edad avanzada está desatendida. Y no sólo hay coronavirus. Y la culpa es de la consejería de Salud, por permitir que los centros de salud sigan ‘diagnosticando’ vía telefónica.

¿Qué pasará cuando llegue el frío, las gripes y demás? Pues que habrá un colapso tremendo en urgencias, como ya está pasando…y todavía no ha llegado lo peor.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos