jueves, noviembre 26, 2020

Dos magrebíes acosan a una joven que corría por la Casa de Campo al grito de ‘Alá es grande’

Pordría interesarte...

Encuentran muestras vivas de coronavirus en paquetes de congelados

Podría usar los productos refrigerados como portadores Lo que faltaba. Cada día se descubre algo nuevo sobre este misterioso...

Joven magrebí escupe a policía que lo detuvo por robo y encima dice al agente que lo dejará sin trabajo

Cuenta en su currículum con más de una veintena de detenciones y sigue campando a sus anchas El futuro....

Cartagena, el Ejército solidario y ejemplar saca las vergüenzas a los gobernantes

Artículo de opinión de Paco Vera Como ya es normal en la forma de gobernar ¡¡Hoy ordena una cosa...

Así funciona la democracia ‘progre’; continúan las agresiones y amenazas a miembros de Vox por toda España

Radicales de izquierdas agreden a un militante de Vox en Galicia El pan de cada día por desgracia. Esta...

Un vigilante de seguridad hizo huir a los dos menores y éstos en su marcha amenazaron de muerte al hombre

Algunos publicarán dos menores, otros dos jóvenes y la gran mayoría no informará de la noticia. Pues bien, se trata de dos marroquíes. Dos menas amiguitos de los ‘podemitas’ que intentaron violar a una joven que corría por la Casa de Campo.

Los hechos ocurrieron la semana pasada en la Casa de Campo de Madrid, cerca de un centro de menas, el albergue juvenil Richard Schirrmann . Una joven de 23 años corría por la zona alrededor de las 13.00 horas cuando dos jóvenes magrebíes comenzaron a seguirla y acosarla sexualmente. Uno iba detrás de la joven tocándose sus genitales y gritando ‘Alá es grande’.

Por suerte, justo en ese momento un vigilante de seguridad que acababa su turno vio lo que sucedía e increpó a los menas a que dejaran a la chica.

Como buenos cobardes, escoria de la sociedad, huyeron del lugar, pero en su marcha amenazaron al vigilante haciendo el gesto de un disparo en la cabeza.

Las primeras investigaciones apuntan a que se trata de dos menores magrebíes de un centro de Menas, que ya habrían causado varios problemas por la zona.

Y seguirán causando molestias, ya que son residuos de la sociedad que los progres de turno utilizan en su compra de votos.

Por último, informar que el vigilante de seguridad advirtió a las autoridades que teme por su vida, ya que trabaja por la zona y seguro que se encontrará con los acosadores en otra ocasión. Pasará una desgracia y seguirán campando a sus anchas.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

El mantenimiento de los 6.000 inmigrantes que hay en Canarias cuesta 300.000 mil euros al día

Baja alarmantemente el turismo en las Islas y los hosteleros temen por la mala imagen que están dando al mundo

Gatos, ratas y gastos

Artículo de opinión de Carlos José Márquez Es cierto que nuestro cartagenero ayuntamiento tiene historia, y mucha y esta...

Irene Montero despilfarró 22.000 euros en ‘maquillar’ el jardín del Instituto de la Mujer

El Ejecutivo excusa tal disparate ante el ataque de Vox señalando que "es necesario conservar las zonas verdes en perfecto estado botánico...