jueves, octubre 29, 2020

Okupa y Justicia arruinan la vida de Pablo Rodríguez: Será embargado porque la ley protege a la gentuza

Pordría interesarte...

La Abogacía del Estado denuncia el vídeo donde se simula un fusilamiento a Sánchez, Iglesias y compañía

Se han abierto investigaciones de oficio. La galería de tiro, de carácter privado, se encuentra en Málaga ¿Una amenaza...

El Rosell que siga pudriéndose: Nuevo centro de salud para Murcia

Un nuevo complejo en la zona norte de Murcia para aliviar al Morales Meseguer de cirugías e ingresos Bienvenidos...

Última hora. Terremoto en Chile

No hay víctimas mortales. Tampoco hay riesgo de tsunami A las 5:11 horas (HORA LOCAL) de este martes un...

Sánchez ‘presume’ de gestión en su lucha contra el Covid-19 y Casado lo tacha de «ridículo»

El Gobierno pide unión y la oposición transparencia y comunicación La ruptura entre Gobierno y oposición es cada vez...

Pablo debe casi seis mil euros en letras atrasadas…luz, agua…y el okupa de turno sigue en SU casa viviendo a todo tren

cuartaedicion.com prometió que cada semana publicaría un caso de okupación y así lo haremos hasta que a este patético Gobierno se le caiga la cara de la vergüenza.

Con cada caso dejaremos claro cómo se las gastan esta gentuza okupa, respaldándose en nuestra patética justicia para hundir la vida de las buenas personas.

Pablo Rodríguez alquiló su vivienda de Villarejo de Salvanés (Madrid) en febrero de 2019 a un individuo que en apariencia era «majo».

«Desde el principio el inquilino empezó a cojear para pagarme la renta en la fecha que habíamos acordado verbalmente, que era a finales de cada mes», comentó Pablo Rodríguez.

Sólo le pagó, y mal, dos meses y medio. En mayo le informó que se iría a finales de mes y que cogiese lo que faltaba de la fianza. Así lo hizo Pablo, que pensó que el ‘inquilino molesto’ no le iba a dar más problemas.

Por desgracia, el calvario acababa de empezar.

Pasó mayo y no se fue, señalando el ya okupa «que se iría del domicilio con una orden de desahucio y que dejase de molestarle o lo demandaría por acoso».

Pasaron los días intentando llegar a un acuerdo, pero nada. Pablo ya temió lo peor.

El 25 de julio de 2019 se presentó la demanda. El juzgado requirió a Pablo para que otorgase poderes a su abogado el 11 de octubre.

El decreto de admisión fue notificado en fecha 29 de octubre de 2019, realizando los siguientes señalamientos:

VISTA el día 5 de febrero de 2020 a las 10:30 horas.

LANZAMIENTO el día 06 de marzo de 2020, a las 10:00 horas.

Pues bien, transcurridos los meses, el okupa no pudo ser informado de la notificación, suspendiéndose para el 5 de febrero de 2020. Tres meses en los que un juzgado no puede localizar e informar a un demandado. Sorprendente. Para otras cosas bien que corren e investigan, pero hablamos de okupas, amparados por los podemitas de este patético Gobierno.

Mientras tanto, las deudas de Pablo continúan acumulándose, ya que necesita el dinero de la renta para hacer frente a los pagos de las letras debido a que vive actualmente en una vivienda de alquiler.

Nueva vista, mismo resultado

Se señala nueva vista para ya el 6 de mayo del 2020. Se suspende otra vez dicho lanzamiento y se pone nueva fecha, 18 de junio de 2020. Un auténtico cachondeo mientras el sufrimiento e impotencia de Pablo crece y crece.

Pero aún hay más.

Puesto que los nuevos señalamientos coincidieron con el estado de alarma, ni la vista ni el lanzamiento pudo tener lugar.

Finalizado el confinamiento se señaló de nuevo en fecha 2 de junio el juicio y el lanzamiento en las siguientes fechas:

VISTA: 1/12/2020 A LAS 12:00 HORA.

LANZAMIENTO: 26/01/2021 A LAS 10:00 HORAS.

Fíjense el cachondeo que tiene montado la Justicia y cómo se aprovechan de ellos los okupas, calaña de la sociedad inventada por cuatro vividores despojos de esta sociedad.

Mientras tanto, Pablo Rodríguez hundido psicológicamente. Impotente por no poder recuperar su casa y a punto de ser embargado por la entidad bancaria de turno (éstos no sufren retrasos…).

Debe casi 5.500 euros en letras atrasadas porque un ‘elemento’ se ha apropiado de su casa. También se debe 500 euros de luz y muchos meses de agua porque el inquilino-okupa jamás puso a su nombre las facturas.

«Esta persona dijo que se iría a últimos de mayo y no se fue. Me amenazó con que me denunciaría por acoso e intimidación. Dimos tiempo hasta junio y parte de Julio…y nada… la demanda se interpuso a finales de Julio 2019. Ha pasado más de un año sin resolverse mi caso. Me han arruinado la vida», terminó de decir.

Tomen nota progres de turno. Así funciona España. Así se arruina la vida de un hombre.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

Asunto de Estado. Varela denuncia a la Magistratura de Galicia ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo

Pruebas, testigos, informes periciales para imputar delitos muy graves contra jueces, fiscales y abogados Margarita de Rom Cambom, María...

Violenta pelea entre magrebíes deja un muerto y un herido en Lorca

El fallecido presentaba heridas de arma blanca La nueva cultura que nos quieren imponer... Una violenta...

Guardia Civil, el cuerpo policial low cost español

Nota de prensa de la Asociación Independientes Guardia Civil La Asociación Independientes de la Guardia Civil-IGC, denuncia que la...