domingo, julio 25, 2021

Una pegatina en el euro

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

O en la moneda de cincuenta céntimos…

Durante los 42 años de esta democracia parlamentaria; o en los 40 de “franquismo” (bueno, muchos “sotto vocce”) , y, prácticamente, desde 1833 con la nefasta reforma del “·innombrable” Javier de Burgos, Cartagena y su comarca  han reclamado por la restitución de su provincia… con múltiples actitudes; con muchas estrategias; con muchas súplicas, con históricas intervenciones de Corporaciones y de alcaldes de diferentes ideologías…

Todo inútilmente…

Cuando se aprobó la creación de las Autonomías -tan lícitamente criticables- abrió una puerta esperanzada para la recuperación de la provincia de Cartagena, al considerar que a la CARM, como región uniprovincial le “interesaría” –superando absurdos recelos-  la doble provincialidad, para lograr mayor peso político y económico entre el resto de las CCAA…pero, lamentablemente, el Estatuto de su constitución y sus pequeñas modificaciones no muestran esa posibilidad, totalmente legal en el ámbito Constitucional.

El”cartagenerismo” exacerbado  tuvo-y  tiene- manifestaciones y actitudes muy radicales; actitudes que, durante decenios, antes de las Autonomías, reclamaban la denominación de la provincia como ”provincia de Cartagena” y después clamaban y clamábamos  –con toda razón- para que la nueva región llevara el nombre de la ”ciudad con más predicamento histórico”, lo que resulta tan obvio  como estéril, ante el poder caciquil delas”4 esquinas”…

Pero, cuando surgió una asociación ciudadana, popular y ”transversal” políticamente, llamada ”Cartagena-Futuro”, y la de “2 es +”), una nueva actitud del cartagenerismo, conciliadora, colaboradora con el resto de la CARM, se asentó entre nosotros, divulgando más allá de los montes, las ventajas que la biprovincialidad  tenía para TODOS.

Muchos viajes regionales; muchos riesgos en carreteras (¡preguntad a José Antonio Luque, incansable y arriesgado promotor!); murales, avionetas de promoción, banderas… Todo sufragado por las magras  posibilidades, libres “de contaminación” , de esas asociaciones.

Y, entre tantas actividades hay una “ingenua”y barata  que impresionó a muchos porque conseguía “ saltar” los montes…y nadie se atrevía a destruir esta pequeña pegatina que se adapta las monedas, sin dañarlas, removibles…

BIPROVINCIALIDAD, 2 ES MÁS, POR UNA REGIÓN DE MURCIA MÁS FUERTE.

¿Quién le puede poner pegas a esto?

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos