domingo, enero 17, 2021

Ya es tarde: Castejón promete ahora soluciones al tráfico de entrada a Navantia

Pordría interesarte...

Ha tenido que morir atropellada otra persona para que nuestro Gobierno se preocupe por el tema

«Estamos trabajando en ello». ¿Cuántas veces hemos tenido que escuchar esas palabras de nuestros ineptos políticos? ¿Y cuántas veces lo han llevado a cabo?

Palabras que caen en saco roto con el paso del tiempo. Palabras vacías.

Tras la dramática muerte de un joven (Óscar Rodríguez) el pasado martes en la carretera de la Algameca, donde fue brutalmente atropellado, y no es el primero ,la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, ha prometido estar estudiando el caso y poner soluciones cuanto antes.

Dice que llevará a cabo diversas reuniones para poner soluciones en práctica. No obstante, no será fácil, ya que hay diversos intereses de las administraciones en dichos accesos. También dice que el tema en cuestión estaba hace un año sobre la mesa…un año… y ha tenido que fallecer otra persona para que se vuelva a retomar. Vergonzoso. pura y nefasta política.

Destacar que Navantia ya lanzó un comunicado tras la muerte de su operario, resaltando las lamentables condiciones de acceso a la empresa. Informó también de que no es el primer caso, que ya lo han comunicado numerosas veces y que sólo ha obtenido promesas. Nada real.

Señaló que es necesario resaltes luminosos en dicho punto y una rotonda en el cruce con la carretera de la Algameca. Por último, que se aplique el plan de movilidad que Navantia entregó en su día al Ayuntamiento, y que seguro está en un cajón olvidado. Ésta propone una ruta a pie a un lado de la rambla y una ciclovía compartible con los coches.

¿Exceso de velocidad?

Mientras tanto, sigue la investigación abierta de cómo fue el atropello mortal. Al parecer, la mujer que iba al volante podría conducir por encima del límite establecido en la zona.

En un principio se habló, supuestamente, de deslumbramiento por sol, pero se ha comprobado que a dicha hora todavía no había sol (seis y media de la mañana).

¿Deslumbramiento por la luz de otro coche? ¿Visibilidad mala por culpa de la nefasta condición de dicho tramo? La investigación sigue abierta, pero parece bastante claro que la velocidad del vehículo en el momento del atropello era alta, ya que, tras el impacto, el cuerpo pudo ser desplazado muchos metros.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos