martes, noviembre 30, 2021

El niño de 11 años agredido por otro menor será operado por fractura de tabique nasal

Pordría interesarte...

Muerto de miedo y asqueado por tantos desprecios, prefiere la muerte antes que regresar a los estudios

¿Es justo que un niño que sólo debería pensar en divertirse esté atravesando esta dramática situación? Es de esperar que se tomen medidas y más que severas.

La noticia que publicó ayer en exclusiva cuartaedicion.com sobre la brutal agresión cometida en la puerta del instituto de Educación Secundaria Isaac Peral de Cartagena de un menor marroquí contra un niño de once años (de origen venezolano) ha traspasado fronteras.

La trágica noticia se ha hecho viral en las redes sociales. Por desgracia, seguimos a la espera de poder hablar con los familiares del niño, que en estos momentos se encuentran rotos de dolor y a la espera de que su niño mejore de las graves heridas sufridas.

No obstante, y gracias, sin que sirva de precedente, a las redes sociales, hemos podido conocer más detalles de los lamentables hechos sucedidos en el día de ayer en Cartagena.

Al parecer, el niño llevaba tiempo sufriendo abusos de este agresor que, por creencias religiosas, perseguía día sí y día también a Diego, la víctima. No era el único, ya que este joven marroquí, supuestamente, había tenido muchos conflictos con diversos niños de origen sudamericano.

Por desgracia, los insultos ayer fueron a más. El agresor fue a por Diego y lo agredió con tan mala fortuna que éste acabó en el hospital.

Aquí es donde nos encontramos con versiones muy distintas y que ha dado lugar a enfrentamientos en las redes sociales.

Algunos afirman que «empujó, tiró al suelo y comenzó a golpear a Diego sin piedad. Niños de alrededor intentaron parar la brutal agresión pero nada pudieron hacer. Siguió golpeando a Diego hasta dejarlo inconsciente, y si no llega a actuar una madre que se encontraba a escasos metros esperando a su hijo, podríamos estar hablando de un desenlace mucho más dramático».

Otra versión, muy distinta la verdad, apunta a que «sólo fue un golpe traicionero y que huyó del lugar rápidamente, con la mala fortuna que dicho golpe causó graves heridas».

Por suerte, cuartaedicion.com ha contactado hace escasos momentos con la dirección del centro Isaac Peral y esta es su versión:

«Fue una pelea de críos que empezó dentro del colegio con los típicos insultos de niños de once años. El problema es que la cosa fue a más cuando acabaron las clases y fuera del centro pasó la desgracia. Pero no fue ninguna paliza. Fue un golpe y con la mano abierta, con tan mala suerte que le causó heridas graves en la nariz».

Lo que nadie puede negar es que Diego será operado a lo largo del día de hoy. Será operado de una fractura de tabique y parte frontal del cráneo a consecuencia del supuesto golpe…y sólo tiene once años…Y no fue la típica pelea de niños pequeños. Tuvo que ver y mucho la diferencia de nacionalidades. Y eso es más que preocupante, especialmente, cuando hablamos de niños tan pequeños.

«Un golpe mas y podía estar muerto». Esas palabras le dijo el médico a los padres de Diego, según cuenta al periódico una amiga de ellos. «Están destrozados», apuntó.

Y todo eso por culpa de las ‘diferencias religiosas’ que un niño marroquí tiene contra los que no son de su…clase.

¿Hablamos de racismo?

La noticia ya es viral en las redes sociales, pero ningún medio, hasta el momento, se ha hecho eco de este trágico suceso. Un menor marroquí manda al hospital a un niño venezolano de once años…y nadie ha publicado nada. Vale, se puede entender. Desgracias hay todos los días.

Pero, y si llega a ser un español el que agrade salvajemente a un marroquí? Seguro que todos los medios comprados por el Gobierno estarían publicando a los cuatro vientos.

En definitiva, todos aquellos que presumen de igualdad y tolerancia, son los primeros que luego miran para otro lado cuando ‘sus niños’ son los agresores.

Diego no quiere volver a la escuela. Prefiere morir

La familia de Diego llegó a España, concretamente a Cartagena, huyendo del gobierno venezolano y de las miserias que ello conlleva (supongo que les va sonando a los españoles…), pero se ha topado con algo mucho peor para un niño; una agresión salvaje por algo que seguramente ni entiende.

«No quiere volver a la escuela. Prefiere morir a seguir sufriendo, no por el dolor físico, más bien por el desprecio». Esas palabras las hemos recogido en las redes sociales. Han sido publicadas por el tío de Diego, periodista también, desde Venezuela.

La noticia ha tenido un fuerte impacto en dicho país y esperan un duro castigo por el ataque xenófobo cometido por el menor marroquí.

El centro Isaac Peral estudia una sanción más grave

También hemos sido informados de que el centro de Educación Secundaria de Isaac Peral estudia llevar a cabo una sanción mucho más severa debido a la gravedad del asunto.

La familia de Diego mostró en las redes sociales su repulsa al castigo de 15 días, que en principio se iba imponer (como estipula la ley) por ser el agresor menor de edad.

Comenzó así una petición formal de firmas en las redes sociales para que el castigo fuese mucho más duro (expulsión definitiva).

El centro va a estudiar con más detenimiento los hechos debido a la trascendencia de los acontecimientos y la gravedad de los mismos. «Los quince días es la sanción que se lleva a cabo en primer momento por la agresión, pero vamos a estudiar los hechos detalladamente para tomar las medidas correspondientes», señaló Dirección.

Por desgracia, debido a que es menor de edad y a más hechos que en principio no podemos informar, la sanción no será más dura de lo que debería ser.

Es decir, en dos días quedará todo olvidado.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos