viernes, enero 22, 2021

Gatos, ratas y gastos

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos José Márquez

Es cierto que nuestro cartagenero ayuntamiento tiene historia, y mucha y esta historia que voy a contar además de cierta es curiosa.

Hubo un tiempo pasado en el que nuestro ayuntamiento tenía en nómina a una tribu de gatuna, la cual ejercía una excelente labor raticida en las instalaciones del ayuntamiento viejo. Parece ser que era tal la efectividad de estos mizos, que cada año cuando tenían que presentarse por parte del portero mayor del ayuntamiento las cuentas de mantenimiento del edificio municipal, se destinaba una partida para la manutención y cuidados de la tropa gatuna, que mantenía limpio de ratones , cucarachas y ratas tan principal edificio, para gloria y satisfacción de funcionarios tanto fijos como de esos, los eventuales que cada cuatro años renuevan su contrato con el pueblo de Cartagena (previo paso por las urnas ) .

Algunas veces costaba más mantener a estos » celadores » de bigotes afilados y silenciosos andares. Otras veces costaba menos, pero claro, imagino que esos cuartos que el portero mayor del ayuntamiento destinaba a los gatos del ayuntamiento serían acordes a la población de los municipales mininos que tan bien cumplían con su cometido, manteniendo el ayuntamiento libre de ratas y cucarachas. Sea cual fuere el dinero que costaba se podía considerar como bien empleado.

En estos tiempos en los que cobra hasta el gato, se hace cada vez más evidente la ausencia de esos mismos que mantenían a raya a ratas y cucarachas, precisamente esas ratas y cucarachas que materializadas en forma de políticos marrulleros, faltriqueros, ineptos y mafiosos trapichean con el dinero y el bienestar de unos ciudadanos cada vez más descontentos con una clase política cada vez mas acomodada y que día a día vive mas de espaldas a ese pueblo al que luego buscan para que les voten y que siempre sale engañado pero no escaldado. 

Y es que amigos míos, hoy en día estas ratas que tienen al ayuntamiento corroído y lleno de agujeros han superado en número y tamaño a los gatos, y parece ser que también se han vuelto más listas, de forma que han convencido al pueblo de que es más conveniente tener a unas ratas que salen carísimas en el ayuntamiento antes que tener unos gatos que salían más baratos . 

Y esto os lo dice un amante de los perros, pero que en esta ocasión prefiere a los gatos en el ayuntamiento .

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos