domingo, abril 18, 2021

Menores apalean a un hombre hasta matarlo en Velilla de San Antonio

Pordría interesarte...

Todo el pueblo madrileño conocía del peligro de esta ‘pandilla’ pero las autoridades nunca hicieron nada al tratarse de menores

Dramático desenlace por culpa de las leyes que protegen a estos animales.

Un hombre de 39 años falleció el pasado domingo en al localidad de Velilla de San Antonio a consecuencia de una tremenda paliza sufrida el pasado viernes a cargo de una pandilla de menores del pueblo madrileño. Una pandilla bien conocida por su salvajismo y que nadie hizo nada para evitarlo. Ahora una persona ha muerto.

Ocho y media de la tarde del pasado viernes. Un hombre recrimina a un grupo de ‘niñatos’ por las gamberradas que estaban llevando a cabo. Se encara con uno de ellos y éste se va para minutos después regresar con el resto de la manada.

Comenzó así un intercambio de declaraciones que terminó con unas brutal paliza de los jóvenes a Iván, vecino de la localidad de 39 años.

La brutal paliza fue descomunal. Golpes por doquier de toda la pandilla hasta dejarlo inconsciente en el suelo. No contentos con ello, siguieron golpeando a la víctima una vez tendido y noqueado. Patadas en la cabeza que le causaron heridas de extrema gravedad.

Iván fue trasladado al hospital esa misma noche, pero no pudo superar las tremendas heridas causadas por el salvajismo de esa pandilla de adolescentes.

Entró en al hospital prácticamente muerto y dicha defunción se certificó ayer domingo.

Nada más conocer la trágica noticia, el pueblo se tiró a la calle en señal de protesta, ya que se había advertido por activa y pasiva de la peligrosidad de esa banda de menores, que tenían atemorizado a todo un pueblo de más de 12.000 habitantes.

El pueblo de Velilla de San Antonio llevaba tiempo mostrando sus quejas al Ayuntamiento, ya que este grupo de menores y no tan menores era muy peligroso y no pasaba un día que sin que cometiesen un acto delictivo.

Pero el problema es ese; eran menores y por ello intocables.

Por culpa de nuestras patética justicia, esa banda de ‘asesinos’ siguió campando a sus anchas y la semana pasada se cobró su primera víctima mortal. Un joven de 39 años que lo único que hizo fue recriminar a esta escoria su gamberrismo. Lectores, le patearon la cabeza hasta matarlo.

¿Qué medidas se van a tomar al respecto? Todos saben quiénes son los responsables.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos