miércoles, mayo 12, 2021

Hombre de nacionalidad boliviana finge el secuestro de su hija en Madrid después de que violase a la menor durante años

Pordría interesarte...

La madre, que era conocedora de los hechos, fue también detenida y más tarde puesta en libertad

Tremenda, preocupante y surrealista historia la que nos llega de Madrid. Un pareja de nacionalidad boliviana finge el secuestro de su hija después de que el padre violase a la menor durante tres años.

Madrid, 14 de octubre. Una joven llama al 091. Se está produciendo un asalto en una vivienda donde reside la hermana de ésta en Carabanchel (Madrid).

La joven informó a la policía de que su padre acababa de llamarla diciendo que había recibido unos vídeos donde su hermana aparecía desnuda y amordazada y pedían mil euros para no ser secuestrada.

Rápidamente agentes de la policía acudieron al lugar y al entrar encontraron a la menor, aturdida, somnolienta y con un profundo corte en la mano.

La víctima relató a las autoridades que mientras se encontraba en el salón de la vivienda un hombre la atacó por la espalda con un cuchillo de grandes dimensiones y que tras un forcejeó la maniató y tapó la cabeza.

También informó de que fue obligada a desnudarse y a grabar un mensaje con su propio móvil en el que advertía que los padres tenían que desembolsar mil euros si no querían que la raptasen.

El agresor huyó del lugar de los hechos con el teléfono móvil de la víctima, un ordenador, tablet, dinero y tarjetas de créditos.

Comienza así una investigación dando veracidad a la historia de la menor, al confirmar en el móvil de su progenitor los vídeos de la niña desnuda y las posteriores amenazas.

Pero la investigación da un vuelco inesperado y es el propio padre de la niña el que acaba detenido.

El asalto fue cometido por el propio padre y él mismo se envió los vídeos e imágenes a su propio teléfono móvil desde el de su hija.

Antecedentes por malos tratos

El ‘elemento’ fue detenido en su lugar de trabajo y tras un registro exhaustivo del domicilio donde residía el agresor (separado de la madre) se pudo recuperar el teléfono móvil con contenido sexual de su hija y dinero en efectivo.

También se descubrieron objetos robados a la menor y otros elementos que culpaban al padre del supuesto intento de secuestro.

Al parecer, el padre de la niña habría abusado sexualmente de la menor en reiteradas veces y al menos durante tres años.

Pero aún hay más. La madre de la menor, de nacionalidad boliviana también, tenía conocimientos de los hechos y nunca hizo nada al respecto.

La madre fue detenida y más tarde puesta en libertad con cargos. El padre, lógicamente, ya se encuentra detenido a la espera de juicio.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos