martes, noviembre 30, 2021

Inmigrantes en cuarentena en Escombreras desde el pasado miércoles ¡y no saben qué hacer con ellos!

Pordría interesarte...

Más de 20 argelinos están aislados en el campamento porque no hay lugar donde meterlos

El chorreo de pateras es continuo en Cartagena. Ayer llegaron nuevos inquilinos y son más de cuarenta los que hay en estos momentos en el campamento de Escombreras.

Da igual que el aire que se respira allí pueda ser altamente tóxico (hay un informe en marcha de riesgos laborales elaborado por los sindicatos de la Policía y el Gobierno tiene conocimiento al respecto). No importa que la Trimilenaria no esté preparada para tanto inmigrante ilegal. La Delegación del Gobierno hace oídos sordos y Cartagena sigue acogiendo, de aquella manera, a todo inmigrante que atraca en el puerto.

El problema es que, con esto del misterioso covid, están más que desbordados. Ahora resulta que 23 argelinos se encuentran en cuarentena (iban en la misma embarcación que un positivo en coronavirus)) en Escombreras desde el pasado miércoles porque no saben qué hacer con ellos. No saben dónde meterlos.

¿No hay lugar donde llevarlos? ¿Ya está el Cenajo al completo? ¿Ahora qué?

El colapso por la pandemia es algo más que evidente. Cartagena no tiene sitio literalmente donde meter a inmigrantes que tengan que guardar cuarentena o estén infectados. ¿Qué hacer en tal caso?

Lo lógico sería cerrar el campamento de Escombreras, ya que no está preparado. Cartagena no tiene instalaciones adecuadas para tratar el tema de tráfico de pateras. Y a ello hay que sumarle que el aire que se respira en la zona podría ser altamente tóxico. ¿Qué mas necesitan las autoridades correspondientes para zanjar dicho asunto? ¿Qué intereses hay detrás para permitir tal situación?

El pasado fin de semana hubo otra oleada de pateras. Ya hay cerca de cincuenta argelinos en el campamento de Escombreras. Pero, repetimos, lo peor es que más de veinte están aislados por estar en contacto estrecho con un positivo desde el pasado miércoles y no saben qué hacer con ellos.

Al final esta gente acabará suelta por las calles porque no hay medios para ‘mantener’ tal disparate, más aún cuando Cartagena se encuentra inmersa de lleno en serios problemas sanitarios por culpa de la pandemia.

Muchas restricciones, mucho toque de queda, pero se hace la vista gorda con un problema que afecta a cartageneros e inmigrantes y el Gobierno no pone solución alguna.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos