miércoles, mayo 12, 2021

La reapertura de la ‘UCI’ del Rosell, una chapuza para callar a los cartageneros

Pordría interesarte...

El Gobierno regional ha puesto en marcha en el ‘viejo’ hospital una unidad de semicríticos

Nos la colaron otra vez. No hay UCI en el Rosell ni la habrá. -Simplemente porque esa unidad se desmanteló hace tiempo (las gracias al Gobierno regional) y no volverá a funcionar.

La chapuza con la que López Miras quiere callar a los cartageneros se trata de una unidad de semicríticos.

cuartaedicion.com informó en su día que la reapertura de la UCI del Rosell era inminente. Y así ha sido, pero de UCI poco. Más bien nada.

Lo que el Gobierno regional se ha inventado para la Trimilenaria es una unidad de semicríticos en el Rosell. Dicha unidad se encarga de pacientes que, aunque se encuentran fisiológicamente estables, tienen un riesgo potencial de presentar un cuadro clínico que requiera una rápida actuación. Es decir, la gravedad de su situación clínica no precisa el nivel de atención de la UCI, pero sí requiere un control más continuado y cuidados de enfermería más especializados que los habituales en una planta de hospitalización convencional.

No es una UCI porque para empezar dicha Unidad de Cuidados Intensivos requiere de una legislación determinada que para nada tiene que ver con la de semicríticos.

El personal, para empezar no es el mismo. Los médicos para esta ‘nueva’ unidad son especialistas en medicina intensiva y cardiología. El equipo de enfermería por su parte, está formado (en poco tiempo) para atender las necesidades de los pacientes ingresados en dicha unidad.

Esta unidad está dotada de toda la tecnología necesaria para el diagnóstico y tratamiento de procesos de salud que requieren una vigilancia y cuidado especial. Pero ojo, no es una UCI. No hay quirófanos.

La pregunta lógica es: ¿Y si un paciente necesita de intervención? No sería el primero con covid que necesita de cirujía mayor.

¿Qué se va hacer entonces? Una ambulancia y a correr para el Santa Lucía. Vergonzoso que Cartagena se encuentre en esta situación y metidos de lleno en una pandemia.

Por cierto, tampoco hay 14 camas como se prometió. Hay nueve (casi completas ya), aunque se puede ampliar.

Lo dicho, siguen tomando el pelo a los cartageneros. Sobras y poco más. Escasa inversión y encima hay que dar las gracias.

¿El Rosell abierto al 100%? Ni a la mitad…

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos