martes, septiembre 28, 2021

El asesinato de Emilio Botín, en la Junta del Santander

Pordría interesarte...

En la pasada Junta un accionista planteó a Ana Patricia Botín su posible relación con el asesinato de su padre. No hubo respuesta, lo cual acrecentó la ya alargada sombra de la duda y la sospecha

Como muchos de ustedes ya sabrán, el 9-9-14 Emilio Botín murió en la sede del Banco Santander en Boadilla del Monte (Madrid), y no en la cama de su casa de Somosaguas, como su familia trató de hacerles creer de manera infructuosa y generando con ello más conjeturas, incertidumbres y digresiones.

Es un hecho indiscutido, a estas alturas de la película, que Emilio Botín y su mujer, Paloma O´Shea, estaban separados de hecho y no hacían vida marital juntos y ni siquiera convivían, desde hace años, en el domicilio familiar de Somosaguas, la lujosa zona residencial de Pozuelo (Madrid) donde vivía sola Paloma O´Shea. Algunos cuentan que Paloma O´Shea renegaba del apellido Botín y que nunca permitía ser presentada como la señora de Botín y de hecho el certamen de piano de Santander que lleva su nombre fue bautizado en su inicio como “Paloma O´Shea de Botín” y sería posteriormente renombrado, eliminando el “de Botín”, dejando sólo Paloma O´Shea.

Es también conocido que Emilio Botín tenía una amante, María Sánchez del Corral directora de marketing corporativo y marca del Santander, con la que quería casarse antes de final de año de 2014, para lo que previamente debía divorciarse de Paloma O´Shea, a la que ya había hecho la propuesta económica correspondiente. Estos hechos, para los que estén menos informados, fueron publicados por el digital Vozpopuli (https://www.vozpopuli.com/buscon/Emilio_Botin-Santander-Bodas_0_747825276.html) y no han sido negados, de hecho la primera decisión que adoptó Ana Patricia Botín cuando se hizo con la presidencia fue echar del banco a la amante de su padre y a los más cercanos a ambos.

La amenaza de divorcio en el clan familiar Botín no era visto con buenos ojos por sus evidentes consecuencias económicas para el futuro reparto del patrimonio hereditario y su repercusión en la cúpula del organigrama del banco y en la carrera de sucesión en la presidencia del banco que, en aquellas fechas, estaba decantada a favor de Javier Botín en perjuicio de su hermana Ana Patricia –el enfrentamiento entre ambos es público y notorio-

El temor también venía por las influencias que podrían derivarse de las segundas nupcias, máxime con un octogenario como era ya Emilio Botín y una mujer mucho más joven como su amante. La historia y literatura universal están plagadas de ejemplos nada edificantes ni benévolos con las amantes y “madrastras” que ejercen su influencia en el nuevo marido y relegan al ostracismo a los hijos de uniones anteriores.

Motivos para ‘deshacerse’ de Emilio Botín

Los motivos para “deshacerse” de Emilio Botín que podrían tener una mujer despechada, conocedora de los poderes de convicción de una joven amante en un octogenario, y una envanecida, presuntuosa y ambiciosa hija ansiosa, desde hacía tiempo, por hacerse con el poder del banco, que veía que su candidatura se había visto relegada en beneficio de su hermano Javier, son evidentes.

Muestras del rencor de Ana Patricia Botín hacia su padre se pueden apreciar en su entrevista con la periodista de Fox News, María Bartiromo, o en el publirreportaje del programa de Jesús Calleja. En ambos casos les recomendamos que vean los pasajes en los que Ana Patricia Botín se refiere a su padre…

Pues bien, en la pasada junta de accionistas del Banco Santander, celebrada el 27-10-20 en la ciudad financiera, el accionista del banco y abogado, Eduardo Martín-Duarte Rosa, preguntó a Ana Patricia Botín si no tenía que decir nada sobre las noticias que la vinculaban con el asesinato de su padre.

Pueden ustedes escuchar la intervención del accionista en el siguiente enlace https://www.youtube.com/watch?v=OPLze0YWPNk

En aquel momento, debió correr un escalofrío por la de por si gélida espalda de la presidenta del Santander, al escuchar como un insignificante pero atrevido accionista tenía los arrestos y osadía de presentarse en su propia casa, en los mismísimos cuarteles del Santander rodeada de su guardia de lacayos, enchufados y demás pelotas paniaguados, en el lugar donde su padre había sido supuestamente asesinado, y preguntarle precisamente por su relación con el presunto asesinato de su padre.

La irritación, por decirlo educadamente, de Ana Patricia Botín con el accionista debía ser de tal calibre que se olvidó, perdiendo las formas, hasta de darle las gracias por su intervención, como es práctica habitual con todos los accionistas incluidos los más contestatarios; máxime cuando la intervención del accionista aunque incisiva y mordaz se ajustó a las normas de la educación y la pulcritud.

Todos los asistentes a la junta, accionistas, empleados y directivos del banco esperaban escuchar el turno de respuestas de la presidenta y conocer qué tenía que decir Ana Patricia Botín al sedicioso accionista. Pero la contestación, que había sido preparada por los abogados de la entidad, que en todas las juntas redactan las respuestas tras las bambalinas, defraudó a todos los presentes.

Nadie había expresado tales acusaciones públicamente

Tengan en cuenta que, según palabras de altos directivos con dilatada experiencia personal en juntas de accionistas de la banca, de las que hemos tenido conocimiento en cuartaedicion.com, manifiestan que en toda la historia de la banca, del IBEX y probablemente en la historia internacional de las empresas cotizadas, nunca nadie se había atrevido a interpelar a un banquero públicamente sobre tan graves acusaciones de presunto parricidio, narcotráfico y administración desleal, y todo al mismo tiempo y en la propia casa del interpelado.

Que la presidenta tuviera que leer el papel que le habían preparado entre todos los abogados del Estado del banco, para contestar a una pregunta tan directa y clara como la que se le había formulado sobre su vinculación con el supuesto asesinato de su padre pone de manifiesto muchas cosas.

Cualquiera de ustedes a los que le preguntasen sobre si tienen relación con el asesinato de sus padres hubiera contestado de inmediato, directa y personalmente, sin necesidad de leer en un papel la predecible y habitual respuesta que acostumbran preparar los acólitos abogados del banco.

Saquen ustedes sus propias conclusiones, porque en Cuarta Edición no pontificamos ni formulamos afirmaciones apodícticas, sino que informamos para que nuestros lectores saquen sus personales conclusiones libremente.

La intervención del accionista dio para mucho más al preguntarle a la presidenta por otros temas espinosos que persiguen a la entidad y al clan Botín desde hace muchos años como son su supuesta relación con el narcotráfico y con las operaciones realizadas por los directivos en su exclusivo beneficio y perjuicio del banco aprovechándose de información privilegiada de la entidad; pero a esos aspectos y al presunto asesinato de Emilio Botín nos referiremos con más detalle en próximas entregas de este especial sobre “el banco del crimen” como llaman al Banco Santander algunos afectados de sus múltiples fraudes

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos