viernes, junio 18, 2021

«I.V.E. e l.V.VI»

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

​Los 60.000 fallecidos en España como consecuencia de la pandemia presente no puede ser, lícitamente, atribuidas a nadie… Ni al gobierno de la nación, ni al sistema sanitario, ni al comportamiento de la sociedad…sino a algo imprevisible y –aún- misterioso. Pero sobradas muertes sí los son. 

Cada día del año – hoy también- son “·destruidos” en España unos TRESCIENTOS seres humanos que se creían protegidos en el vientre de sus madres (aunque esa dulce denominación no debería ser aplicable a las abortistas). Sí, unos CIEN MIL españoles/as No Nacidos al año… Y ya van más de UN MILLÓN desde que está vigente esa ley de IVE ( Interrupción Voluntaria del Embarazo), engañosa denominación “satánica” para simular la acción… porque cuando se interrumpe algo…es porque puede reanudarse. Y no es el caso. Este millón de seres humanos destruidos si es atribuible a los sucesivos gobiernos que los han propiciado o consentido…   

  Ahora pueden aparecer otras siglas, igualmente ”diabólicas”: I:V:VI. (Interrupción Voluntaria de la Vida). Son siglas que aún no han utilizado para disimular la destrucción “del otro extremo” de la vida: la de los viejos, o enfermos, o discapacitados o… Es la Ley de la eutanasia, en fase de elaboración por los mismos que legislaron la de la IVE…y con los mismos fines destructivos, aunque aquí la “voluntariedad” recaerá en los “interesados (¿?)…o en sus familiares, o en los profesionales ”Tanatólogos”, que no médicos, juramentados para curar si es posible, aliviar y consolar siempre…   

Como, les ocurrió (y ocurre) a tantas víctimas de la barbarie, con asesinatos masivos, genocidios múltiples en los que incluso se aprecia la sumisión de esas sociedades ante el asesinato, inclinando su cabeza ante el verdugo, la Sociedad Civil española parece inerte ante estas dos situaciones de atentado fragante a la Vida, ese maravilloso don recibido…    

Aunque no todos.    

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos