domingo, septiembre 26, 2021

Intentó robar dos bebés del hospital Santa Lucía de Cartagena y no irá ni a la cárcel

Pordría interesarte...

Reconoce los hechos y hará trabajos comunitarios

¿Han visto qué fácil es ser delincuente y que te dejen en la calle en dos días en este patético país?

Es un país hecho para la delincuencia donde las personas honradas no tienen cabida. España es un país patético en lo que a justicia se refiere, con unas leyes acordes al Gobierno que nos representa.

Una mujer intentó secuestrar dos bebés del hospital Santa Lucía de Cartagena haciéndose pasar como enfermera y como no lo consiguió, se trasladó a Valencia, donde intentó repetir la operación en el hospital Santa Fe. Pues bien, como premio al intento de secuestros de cinco bebés en total, la recompensa que ha obtenido ha sido llevar a cabo trabajos comunitarios. No pasará ni un día entre rejas.

Tribunal, Fiscalía y defensa han llegado a un acuerdo. La mujer reconoció los hechos y el ministerio Público le rebajó la condena de 23 meses a 18, por lo que no irá a la cárcel. Eso sí, con la condición de que no reincida.

Como el tiempo de la condena es inferior a dos años y no tiene antecedente penales…pues caso resuelto. Además, según la acusada, no quería robarlos, sólo tenerlos un tiempo en brazos, ya que había había perdido un recién nacido y sufrido un embarazo psicológico.

Así que, trabajo realizado. Documentación al cajón y todos contentos. Bueno, todos menos la ciudadanía, que es la que siempre sale perdiendo. Menuda justicia hay en España.

Los hechos que mantuvieron en jaque al Servicio Murciano de Salud

El 13 de marzo de 2016, la acusada, de 21 años por entonces, acudió al área Obstetricia y Neonatología del Santa Lucía y haciéndose pasar por enfermera del hospital con bata del centro incluida, accedió a una habitación donde había una niña de cuatro semanas.

Con el afán de ‘secuestrarla’ sin el consentimiento de los padres, les dijo a éstos que tenía que llevársela para hacerle la prueba del talón. Por suerte, los progenitores no se fiaron de la actitud de la falsa enfermera y dijeron que no.

Repitió el mismo proceso en otra habitación y por suerte otros padres avispados también dijeron que no, por lo que desistió de su intento de ‘raptar’ un bebé del Santa Lucía, aunque sí pudo huir de Cartagena en un autobús a Valencia, donde volvió a intentar ‘secuestrar’ a un recién nacido en el hospital la Fe.

Por suerte, las cámara de seguridad del Santa Lucía captaron a la individua y comenzó así una investigación policial que llevó a la detención de la sospechosa poco después en tierras valencias, con la bata de hospital Santa Lucía.

Fue una noticia que armó un gran revuelo a nivel nacional, metiendo miedo a los padres con recién nacidos, que ya no se podían fiar ni del supuesto personal. SMS tuvo que tomar nievas medidas de seguridad, ya que una ‘desequilibrada’ pudo montar un monumental caos en el recinto hospitalario.

Muchos esperaban que se hiciese justicia, pero ya han visto cómo funciona la que debe dar seguridad al ciudadano; esa mujer está libre.

Atentar contra los niños no es delito en este país

Con este Gobierno y estas leyes que nos lideran, queda claro que la vida de un bebé tiene poco valor. Hace escasos días se dio a conocer la sentencia de sólo tres años de cárcel al ex-líder de Juventudes Socialistas, Alejandro Díaz, por poseer material pedófilo con brutales agresiones a recién nacidos.

Esta escoria de la sociedad que disfrutaba sexualmente viendo como maltrataban a bebés y más aberraciones que no vamos a publicar porque nos dan asco, sólo estará tres años entre rejas tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía (aquí lo resuelven todo con acuerdos…patético).

Ese…también habría sido investigado en su día por abusar de un menor de su entorno familiar y por el abuso de niños saharahuis que eran acogidos en Alicante.

Con todo ese historial de enfermo que debería pudrirse en la cárcel, este ‘elemento’ volverá a las andadas en un breve periodo de tiempo.

Ser secuestrador de bebés, pedófilo…en España sale barato, pero no pagues una multa o escribe palabras ‘poco apropiadas’ en las redes sociales…entonces todo el peso de la justicia irá a por tí.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos