viernes, junio 18, 2021

Letrinas en Murcia antes que hospitales en Cartagena

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos José Márquez

En esta España nuestra, de gañanes, de autoproclamados mesías, de zampabollos alelados y políticos mangantes, ya no podemos ser ni más tontos ni más mansos. Y parafraseando a mi genial paisano Arturo Pérez Reverte; «En España no cabe un gilipollas más por metro cuadrado».

Y tristemente es así. Nosotros rebaño de mansos borregos, tragamos con deleite y pasamos por la tira de todo lo que estos políticos, (ya sean de Murcia o de la misma Cartagena ) nos mandan e imponen como siempre, haciendo prevalecer sus intereses antes que los de los pobres gilipollas que cada cuatro años les vuelven a votar tragándose sus mentiras y aplaudiendo sus fechorías.

Y aquí tenemos, amigos míos, la última golfada cometida por estos prevaricadores de traje y corbata, que desde la antaño árabe Mursía nos estafan y chulean mientras aquí en Cartagena les seguimos riendo la gracia en forma de voto cuatrienal.

Diecisiete millones de euros se están gastando para desenterrar unas antiguas letrinas árabes en Murcia, en San Esteban, junto al Corte Inglés, unas ruinas (nunca mejor dicho), cubiertas con unas lonas que más parecen lo que antes eran, un cagadero moruno en vez de un yacimiento arqueológico.

Diecisiete millones de euros se están gastando estos oligarcas de Mursía en desenterrar unos restos del siglo XIII, que no tienen más atractivo que su antigüedad y que están junto al Corte Inglés.

Y es que es tanta la gente que parece ser que va a ir en masa a visitar las famosísimas ruinas de los cagaderos morunos que el gobierno regional con el ‘listo’ a la cabeza prefiere gastarse los cuartos de los murcianos en un montón de escombro en vez de utilizar ese dinero en la reapertura del hospital del Rosell.

Visto lo visto se ve que a los saca barrigas de Mursía les resulta mucho más rentable y provechoso desenterrar y conservar los cagarros de los antepasados árabes antes que darnos a los cartageneros una sanidad en condiciones.

Pero claro, todas estas chorizadas, todos estos despilfarros de dinero público malversado, se hace así en beneficio del pueblo, pero más que en beneficio del pueblo se hace en interés de cuatro arqueólogos que viven del cuento.

Sinceramente, entre los golfos de Mursía, y los borregos pasotas de Cartagena, no veo yo muy claro esto de que nos vayan a reabrir el hospital del Rosell a corto plazo, al menos mientras haya ‘cosicas’ en Murcia para desenterrar y gastarse el dinero de los hospitales.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos