martes, octubre 19, 2021

Para los cartageneros; Felices Fiestas… y de regalo una de coronavirus

Pordría interesarte...

Imagen de la Trimilenaria ayer por la noche…y nos siguen imponiendo toque de queda y absurdas restricciones

¿Preparados para la tercera ola? Ya se están encargando los más ‘listos’ de otro encierro a lo grande después de que gastemos lo que tenemos que gastar (muchos euros) estas surrealistas navidades.

Sinceramente, cada vez creo menos en esto del coronavirus, pero, si es verdad todo lo que no están vendiendo los medios de manipulación…perdón, comunicación, ¿realmente hay derecho a presenciar imágenes como ésta que le mostramos?

Lo que están viendo es Cartagena ayer por la noche. Pleno centro de nuestra bonita ciudad.

Y yo le digo a nuestro querido Gobierno y a su patético, si existe, comité de expertos-analfabetos: ¿Para qué nos imponéis toque de queda, restricciones a la hora de ver a familiares, dais lugar al cierre y quiebra de miles de negocios…si luego permitís tal barbarie?

Repito, cada vez creo menos en el coronavirus y como yo muchos españoles. Pero si estoy equivocado y estamos en una terrible pandemia, como dan Fé muchos sanitarios que día tras día cubren con sábanas las vidas de muchos españoles por culpa de este misterioso bicho…¿por qué se permite tal ‘asesinato’ contra la sociedad?

Calle Cañón, Aire, Cuatro Santos…y unas cuantas más presentaban ayer tal estampa a las 21.30 horas. Miles de jóvenes (de pensamiento Ley Celaá) bebiendo, bien juntitos y pegaditos y muchos de ellos sin mascarilla.

¿Por qué toque de queda? Si hacen lo mismo por la tarde que a las dos de la madrugada.

¿Por qué no me dejan cenar en Navidad con los familiares que me de la real gana? Si niñatos de pensamiento cero se juntan a diario con cientos de niñatos de pensamiento menos uno.

Si hay coronavirus, no va a respetar ninguna hora, listos de pensamiento. Si el toque de queda se impuso para acabar con los botellones y demás, ya pueden ver que lo siguen haciendo. No a las dos de la mañana, pero sí a las nueve de la noche.

El coronavirus, que yo sepa, no descansa a ciertas horas, cosa que sí parecen que hacen a lo largo de todo el día los ineptos que tienen que sacarnos de esta crisis sanitaria y económica, cuyos máximos responsables son los mismos que nos prohíben nuestros derechos mientras permiten atrocidades como la imagen que se muestra en la foto.

¿De verdad quieren acabar con el coronavirus encerrándonos en casa de madrugada y permitiendo el libre albedrío por la mañana, tarde y noche?

¿De verdad quieren que no me reúna con mis seres queridos en MI CASA estas fiestas después del año que nos han dado estas hienas que tenemos como políticos cuando las calles están abarrotadas de ‘borregos’?

Es decir, no puedo juntarme, por ejemplo, con trece seres queridos estas significativas fiestas, pero SÍ tengo que tragarme esta imagen. Pandilla de caraduras.

No se a quién quieren engañar, pero les prometo que las fiestas las pasaré con TODOS mis seres queridos y saldré de casa en Nochebuena y Nochevieja hasta, como mínimo, un minuto más tarde la una y media de la madrugada.

Niña de 14 años tuvo que ser atendida ayer por coma etílico

Para más inri, este periódico fue informado ayer de que una niña tuvo que ser asistida por emergencias debido a un coma etílico.

Una niña de catorce años bebiendo hasta perder el sentido y casi la vida…¿dónde compró el alcohol esa menor? ¿Le sirvió algún bar?

Muchos hosteleros de Cartagena se quejan de que ellos cumplen las normal escrupulosamente mientras otros están haciendo su particular agosto vendiendo bebida por doquier, sean menores edad o no, y sin respetar las normas de seguridad establecidas. No hay distancia de seguridad y, como pueden ver en la imagen, beben sin control. Botellones en plena calle y muchos de ellos gracias a bares que se saltan las normas a la torera. ¿Saben quién pagará por todo ello? Pues el hostelero que pierde dinero a diario por seguir las leyes impuestas por este Gobierno.

Por cierto, ¿dónde estaba la policía?… ¿faltan efectivos en el cuerpo? Tal vez, si no los mandasen a cubrir tonterías, no tendríamos este grave problema en nuestra querida ciudad.

Felices fiestas cartageneros. Aunque espero que más de uno tenga unas fiestas horribles, ya que por su culpa muchos tendrán las peores navidades de su vida.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos