miércoles, mayo 12, 2021

Pedro Sánchez, un sirviente de Bildu

Pordría interesarte...

Retirada del ejército, acercamiento de presos, permisividad a los homenajes de terroristas…y hasta el pésame a asesinos

Demasiado caro le ha salido a España que Pedro Sánchez sea su presidente.

Sánchez tenía claro que quería el poder sí o sí. Atrás queda toda la palabrería de «jamás pactaré con terroristas e independentistas. Nunca tenderé la mano a Pablo Iglesias, pactar con Podemos no me dejaría dormir…». Todo mentira para ganarse el voto fácil de aquellos ilusos que querían una España diferente.

La triste realidad es que nuestro país está gobernado por una dictadura bolivariana donde podemitas, terroristas e independentistas tienen la última palabra. ¿En qué país se ha visto una cosa igual?

La moción de censura que llevó a Sánchez al poder en 2018, su investidura y la inminente aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, como bien señala el periódico La Razón, han sido un auténtico chollo para la formación filoterrorista e independentistas.

Que se lo digan a Bildu, que ha visto como casi todos sus puntos del programa electoral han sido concedidos gracias a la avaricia de un hombre.

Para empezar, la modificación a su antojo de la Ley de memoria Histórica, donde el PSOE piensa ilegalizar fundaciones como al dedicada a Franco. Quieren ilegalizar eso, pero no partidos que apoyan el terrorismo. Sorprendente.

Recuerden, Franco siempre será el problema de España. Han pasado la tira de años, estamos inmersos en una crisis económica y sanitaria sin precedentes donde terroristas e independentistas tienen la última palabra, pero Franco es el problema para estos progres de pacotilla.

Otro punto del programa en el que Sánchez se ha bajado los pantalones ante Bildu es el de homenajes a terroristas que salen de la cárcel.

El Gobierno lo ha permitido. Ha permitido que se homenajee a miembros de ETA. Asesinos tratados como héroes mientras el Gobierno mira para otro lado. Por no hablar del trasladado de infinidad de presos para que estén próximos a la nueva generación de terroristas.

Bueno, Sánchez hasta dio el pésame a la familia de un asesino cuando España contaba por cientos los muertos por coronavirus día sí día también.

La última de este sirviente de Bildu ha sido la expulsión del ejército del cuartel de Loyola. En definitiva, es la expulsión de cualquier autoridad de tierras vascas. Un repliegue en toda regla.

Cuesta creer de lo que es capaz este señor por seguir en el poder. No obstante, surge una pregunta que ronda por las mentes de muchos españoles: ¿Saben algo filoterroristas, independentistas y podemitas que el resto de la sociedad española desconoce y que puede comprometer y mucho la figura del presidente?

Mientras tanto, disfruten lo votado.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos