domingo, julio 25, 2021

La Justicia da la razón a Inma Alcolea, mossa sancionada por decir ¡Viva España!

Pordría interesarte...

El TSJC declara firme la sentencia y considera ilegal su traslado por falta de «neutralidad política»

Por fin algo de coherencia. La Justicia da la razón a la cabo de los Mossos, Inma Alcolea, sancionada por exclamar ¡Viva España! y considera ilegal su traslado a la cárcel de Figueras por falta de «neutralidad política».

La colaboradora de cuartaedicion.com ha pasado un auténtico calvario pero somete a un nuevo zarpazo a la mafia que gobierna en Cataluña.

«Todo el daño causado en mi salud, en mi profesión de 22 años con un comportamiento intachable, en mi vida en general, que me obliga a salir de esta CCAA, ya no puede ser reparado», señaló Inma.

La cabo destapó el doble rasero en el régimen sancionador de la policía en Cataluña. Inma Alcolea ha sido expedientada en varias ocasiones por supuestos insultos a Puigdemont pero esta ‘organización’ ha sido mucho más tolerante con Albert Donaire, candidato de Juntos por Cataluña y supuesto compañero de profesión.

Interior cambió de destino a Alcolea por exclamar ¡viva España! ante una patrulla de los Mossos, que en aquel momento estaba fuera de servicio. «Pero jamás insulté a Puigdemont», afirmó.

¿Y si lo insultó, que no es el caso, qué? Ya conocemos todos los españoles cómo se las gastan estos radicales de Cataluña, que demuestran día a día una falta de educación bastante preocupante.

Ahora el TSJC ha declarado firme la sentencia del Juzgado Contencioso que declaró ilegales las medidas cautelares acordadas. Ni la recurrente ni la Consejería de Interior impugnaron ese fallo, por lo que el alto tribunal declara firme esa resolución.

Curiosamente, nuestra colaboradora se ha topado con la justicia en varias ocasiones para defender su inocencia al tiempo que ha sido sometida a insultos de todo tipo por el portavoz separatista de los Mossos, Donaire.

Un total de 16 meses sin cobrar los salarios por estar bajo medidas cautelares y que el TSJC ha obligado a la Generalidad a devolvérselos íntegramente. Al mismo tiempo se ha enfrentado a acoso cibernético por culpa de ese tal Donaire, que ha divulgado sus tratamientos médicos, ha ‘violado’ su intimidad y la de sus familiares, al tiempo que ha insultado gravemente a políticos y demás que no comparten su ideología. Pero, a éste individuo no se le persigue…

Al parecer, Donaire está trabajando por las noches en Olot. Cinco expedientes disciplinarios y ni una suspensión de empleo y sueldo. Tiene infinidad de suspensiones de empleo y sueldo y todas paralizadas.

Nos recuerda a un tal sargento que ayudó a fugarse a Puigdemont en su día y como si no hubiese pasado nada…

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos