martes, septiembre 28, 2021

«Regiones uniprovinciales»

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

En España han existido las regiones “desde siempre”; con distintas denominaciones, primitivas soberanías y competencias diferentes, pero con el transcurso de los siglos y los procesos de integración y- como diríamos ahora- globalización, fueron diluyéndose… Muchos recordamos cuando, de niños, estudiábamos la Región de Murcia, y ”cantábamos”: ¡Murcia dos, Murcia y Albacete!, lo que al margen de la ”música”, apenas tenía transcendencia más allá del ámbito judicial, entonces protagonizado por la capital manchega. Sólo las provincias, como “presencia del Estado en la periferia” tenían importancia económica y social. 

Antes del ”Estado de las Autonomías” eran las provincias las que ejercían el poder del Estado, con el Gobernador Civil como ejecutor de la política nacional en cada territorio. Permanecían – aunque parezca inaudito- privilegios ”forales” en Álava y en Navarra, como lejano óvolo a su comportamiento en la Guerra Civil…Y si el poder político-ejecutivo residía en “el Poncio”, como  coloquialmente se denominaba al Gobernador, gran parte de la gestión administrativa consuetudinaria se ejercía en las Diputaciones Provinciales, órgano de gobierno constituido por representantes de los ayuntamientos que forman la provincia y por los representantes de entidades económicas, culturales y profesionales.

En la actualidad, las regiones formadas por más de una provincia conservan las Diputaciones Provinciales de cada una de ellas, las cuales mantienen capacidad decisoria en las cuestiones económicas y sociales en las que tengan competencia.

Pero hay regiones constituidas por una sola provincia: Asturias, Cantabria, Comunidad Foral de Navarra, Islas Baleares, La Rioja, la CAM  …y la CARM ( Comunidad Autónoma de la Región de Murcia). En todas ellas, las funciones y atribuciones las han absorbido los órganos regionales centrales, privando, en gran parte a los municipios, de las competencias de las que disponían.

Pero, nuestra Región conserva el privilegio decimonónico de la denominación…, mientras que Asturias no se llama Oviedo ( su capital); Cantabria no se llama Santander ( su capital); Navarra no se llama Pamplona; Baleares no se llama Palma de Mallorca, La Rioja no se llama Logroño, su capital… 

Sólo la de Murcia ostenta el nombre de su capital ( y la lógica excepción de Madrid) … 

Seguramente  la “ostentación” del nombre de la ciudad más habitada de la Región es debida a la temida e ignorada certeza de que no es la ciudad con más raigambre histórica, como exige la Constitución para ser capital regional…

Y la fuerza centrípeta que esas “cuatro esquinas”  no se limita al exclusivo nombre de la región uniprovincial,  sino que se proyecta en otras facetas: La ciudad de Murcia, centrada histórica, económica y socialmente en su otrora magnífica huerta, ha descubierto, postreramente, su vocación marinera, mediterránea…Por eso, hace años, consiguió que la Autopista del Mediterráneo se desviara de él, para adentrarse entre olorosos limonares; Y el trazado del Ferrocarril del Mediterráneo, importantísimo medio de transporte hacia y desde la Europa del Norte  y que transita por los puertos de Gerona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante… “salte” a Almería, consiguiendo  que, en nuestra  ( “o suya”) región  dicho ansiado ferrocarril se transforme en el “Ferrocarril de la Huerta”, eludiendo uno de los puertos más importantes del Mediterráneo Occidental… Y la Consejería de TURISMO (¡todo el mundo sabe dónde está  riqueza turística de región!) se trasplanta al interior. ..Y la de DEFENSA ( todo el mundo sabe dónde están las más importantes medios  militares en la Región…). Y el costosísimo, innecesario e inútil aeropuerto de Corvera (cuyo terrible déficit soportamos- eso sí-  todos los habitantes de la región , situado en el Campo de Cartagena pero –eso también- en el municipio de Murcia, donde recauda todas las primicias…  (¡Hasta los taxis han de ser de allí!). 

Hace pocos meses ha habido una reforma del Estatuto de Autonomía. Algunos -pocos- teníamos la esperanza de que fueran debidamente “encajadas” las justas reivindicaciones periféricas… pero , lo más llamativo de la ”reforma” ha sido  que todos nosotros, ciezanos, jumillanos, lorquinos, cartageneros …pasemos a denominarnos -por ley- murcianos. 

Se teme que el 70% del presupuesto regional continúe empleándose en un solo municipio…

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos