viernes, junio 18, 2021

La ‘nueva cultura’: Llega en patera a Mazarrón en agosto y ya está en prisión por acoso sexual

Pordría interesarte...

Argelino de 22 años, que para más inri fue acogido por una mujer tras desembarcar en España

Ahora se ha hecho viral sacar en las redes sociales imágenes de esos ‘pobres’ que llegan a nuestras costas en patera; llorando, cansados, hundidos… y la Cruzo Roja en primera línea con sus niñas marcándose un tanto.

Pero está la otra cara de la moneda, esa que no quieren que se vea en estos medios de manipulación comprados. Esa en la que los inmigrantes que llegan crean el caos allá por donde pasan; robos, violencia y acoso sexual.

Vale que hay gente buena, como en todos lados. Pero también muy mala y aquí va uno de esos tantos casos.

Un argelino de 22 años que llegó en patera el pasado mes de agosto a Mazarrón y que fue acogido por una mujer, ya está en prisión por acoso sexual.

Dos arrestos el pasado fin de semana por acosar sexualmente a una camarera de una cafetería del puerto de Mazarrón.

Los hechos, concretamente, se produjeron el viernes por la tarde. Al parecer, el argelino, que trabajaba en el mismo bar que la presunta víctima, comenzó a acosar a la mujer con insinuaciones y demás.

La víctima denunció los hechos y fue detenido. Al día siguiente ya había impuesta una orden de alejamiento.

Quedó en libertad como no, pero lejos de olvidar el asunto, volvió a la cafetería con las mismas intenciones. Lógicamente, volvió a ser denunciado por la camarera. Como quebrantó la orden de alejamiento, fue detenido por la Guardia Civil.

El supuesto agresor ya duerme entre rejas por vulnerar la prohibición y por tratarse además de una persona indocumentada, en situación irregular y con alto riesgo de fuga.

Lo más curioso de todo es que este joven inmigrante llegó en patera el pasado mes de agosto a Mazarrón y fue acogido por una mujer, camarera también de esa cafetería, por lástima.

Quería darle una oportunidad a este joven. Que tuviese un futuro en este país. Pero éste se lo pagó dando con sus huesos entre rejas por acoso sexual.

En fin, no todos son malos claro está. Hay mucha gente que llega a España con la única intención de labrarse un futuro mejor a base de trabajo y esfuerzo. Pero hay otros muchos que saben del ‘cachondeo’ que hay en España y de lo fácil que es vivir del cuento gracias a nuestros políticos, sus medios de comunicación, y sus ONGs bien subvencionadas en la compra de votos.

Artículo anterior«El Rey está desnudo»
Artículo siguienteBesamanos
Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos