viernes, junio 18, 2021

SMS quiere cerrar la unidad de Semicríticos del Rosell de Cartagena

Pordría interesarte...

La intención es que este verano deje de funcionar. Ahora mismo hay seis pacientes ingresados por coronavirus

Llega el verano y hay que ahorrar sueldos. El coronavirus ‘parece’ controlado y sobran enfermeros, auxiliares…

Este es el resumen simple y real, aunque no lo dirán públicamente, de por qué Servicio Murciano de Salud (SMS) quiere cerrar, supuestamente y según fuentes fiables, la unidad de Semicríticos del Rosell de Cartagena.

Mientras la gran mayoría de los cartageneros exigen que el ‘viejo’ hospital del Rosell funcione al 100%, desde Murcia tienen otros planes; el cierre de la unidad de Semicríticos.

Dicha unidad se puso en marcha allá por octubre, en plena pandemia. Su intención era la de dar un ‘respiro’ al hospital Santa Lucía en lo que se refiere a pacientes ingresados por coronavirus. Se abrió una unidad especial con un máximo de 16 camas para pacientes covid.

Dicha tarea supuso una inversión inicial de 800.000 euros entre las obras de acondicionamiento, adquisición de equipamiento electromédico, mobiliario clínico y la contratación de 54 profesionales de la rama de sanidad; 27 enfermeras, 22 auxiliares y 5 celadores.

Pero el coronavirus ya no es lo que era y parece que ya este hospital sobra. Por no hablar de los trabajadores, que volverán al paro después de estar trabajando durante meses sin descanso, sin vacaciones y sin ‘extras’ por sus servicios.

La intención de los ‘poderosos’ es de cerrar dicha unidad en verano, lo que supondría un ahorro económico considerable.

La pregunta parece clara; ¿es justo y necesario?

Cabe recordar que la UCI del Santa Lucía está ahora mismo al completo con 27 camas ocupadas. Se acaba de acondicionar otra habitación para que haga las funciones de UCI. Loa sanitarios no pueden más y no hablamos de coronavirus. Hablamos de enfermos de toda la vida en una ciudad como la Trimilenaria que, tal vez, no da el rendimiento exigido por falta de medios y personal.

Vale que, con la ‘desaparición’ del covid, esta unidad que se creó para ello no tenga utilidad, pero, con los tiempos que corren y en una ciudad como Cartagena, se le puede sacar mucho uso en otros sectores sanitarios con alguna que otra remodelación.

Pero eso parece importar bien poco a nuestros poderosos, que cerrarán la unidad de Semicríticos del Rosell, un desahogo para el nuevo hospital, y mandará al paro a unos cuantos sanitarios que se han dejado la piel en los tiempos de pandemia.

Tal vez, la próxima vez que desde SMS pidan voluntarios, más de un enfermero o auxiliar se lo piense. Visto el trato que se les da cuando supuestamente ya no son necesarios…

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos