viernes, junio 18, 2021

«Tras las nuevas promesas»

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

Comparto – como  siempre- con Eduardo López Pascual, querido paisano y camarada, su “sana envidia”, ante los resultados electorales de un joven Partido que en la trascendente jornada electoral de Madrid ha conseguido 13 diputados, superando resultados previos, también admirables. 

Y es que los que compartimos las ideas, las ”creencias” que emanan de la doctrina joseantoniana, no nos resignamos a reservarnos un lugar en el ”estilo”, en la ”poesía que promete”, en la manera de ser y de estar que le ha dado el lustre a la idealizada imagen del Fundador… ,sino que aspiramos a participar en el día a día de nuestros compatriotas y, simultáneamente servir a España, al “señor que no puede morir…”

El paupérrimo resultado de la candidatura falangista en Madrid no refleja, evidentemente, al número de madrileños que comparten la doctrina y los propósitos sociales nacionalsindicalistas sino que, abrumados por la necesidad de evitar el social-comunismo, han recurrido – cerrando su ojo izquierdo- al “voto útil” de los que han obtenido13 escaños..

Se comprende que esos – sin duda miles- de falangistas, se hayan inclinado por el voto útil, por su “ojo derecho”, que comparten- que compartimos- plenamente con los de los “trece”.

Porque ese ojo contempla- en el ámbito nacional- un futuro deseable, con un Estado Unitario tras el fin de la degradación actual del Estado Autonómico; con la derogación de la injusta y discriminatoria Ley de Memoria Histórica; con la supresión de los privilegiados y arcaicos Conciertos Económicos Vascos y Navarros; con una necesaria reforma de la actual Ley Electoral, que valore por igual el voto de cada español; con un imprescindible Plan Hidrológico que gestione ”el agua de todos”; con la austeridad en el gasto público “corriente” y la disminución de impuestos; con una Tarjeta Sanitaria única; con una Educación Nacional despegada de localismos; con la defensa de la vida desde la concepción hasta la muerte natural; con un  decidido apoyo a la natalidad y a la familia; con la declaración sobre las FF.AA. y su necesaria fortaleza…  

El ideario joseantoniano, falangista, no nos permite la mirada tuerta, que ”desenfoca” todo, sino la binocular , la de la Patria y la Justicia…la que han votado esos pocos “inasequibles” de Madrid.

Muchos compartimos con Eduardo la sana envidia y, como en el Mío Cid  “ Si no vencí a reyes moros, engendré  quien los venciera”. Porque, nos consta, que en el Partido  “de los 13 de Madrid” hay muchos que están formados en las ubres del nacionalsindicalismo .

Y entre ellos, tal vez, puedan abrir el ojo izquierdo  y lograr, algún día, los sueños que aún nos anima, a Eduardo, a mí, y a muchos.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos