viernes, junio 18, 2021

«Vuestros, nuestros mares…»

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

Cuando cualquiera de nosotros, los españoles, navegamos, nos bañamos por los miles de kilómetros de maravillosas y variadas playas; de los tres grandes mares y océanos, tenemos la consciencia, la seguridad de que estamos en ”nuestras playas”, en ”nuestros mares y océanos”. Así ha sido siempre; así es ahora, refrendado por el artículo 149 de la Constitución vigente, la de 1978, el que también recoge las ”pequeñas” atribuciones que las comunidades autónomas ostentas en esos ámbitos, en puertos de refugio, aguas interiores.

Por eso, en nuestra Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, en el sur de la valenciana y en el nordeste de la andaluza, las aguas del Mediterráneo, nuestras aguas saladas, son también vuestras aguas; las de nuestros compatriotas de Castilla la Mancha ⎼tan asiduos a ellas⎼ la Comunidad de Madrid, y de toda España. Y así, también el río Miño, el Sil, el Duero, el Guadalquivir, el Guadiana, el Ebro, son vuestros ríos; y nuestros ríos. Y el Tajo.

Y es que el apartado nº22 del artículo 149 de la Constitución afirma textualmente que es una competencia exclusiva del Estado“La legislación, ordenación y concesión de recursos y aprovechamientos hidráulicos cuando las aguas discurren por más de una Comunidad Autónoma”.

Ese gran río Tajo, el de mayor longitud de la península ibérica, que nace en Teruel, atraviesa cuatro comunidades autónomas y dos naciones: Aragón, Castilla la Mancha, Comunidad de Madrid, Extremadura (España y Portugal). Por eso es ”propiedad” de todos los españoles ¡y portugueses!

Sus aguas, desde 1997, contribuyen a la riqueza nacional regando las fértiles y sedientas tierras del sureste español, donde producen “el ciento por uno”, en varias cosechas anuales, aprovechando las favorables condiciones climáticas. Constituye una satisfacción saber que nuestros mares son vuestros mares; que vuestros ríos son nuestros ríos. De todos.

Y que en la Constitución, además del artículo 155 y otros muchos que pueden ser o no de nuestro agrado, pero que acatamos y cumplimos, está el 149. Todos dispuestos para su aplicación. Y es que hay que recordar todas las leyes, ahora que la insolidaridad, los reinos de Taifas y el partidismo parecen prevalecer.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos