domingo, julio 25, 2021

El Ayuntamiento de Cartagena informa en su web de dos altercados la noche de San Juan pero se olvida señalar que los que apedrearon a la Policía en la Nueva Cartagena eran magrebíes

Pordría interesarte...

Un agente resultó herido. Además, destrozaron señales de tráfico, quemaron contenedores y si no llega a ser por un vecino de la zona, arden hasta vehículos

La noche de San Juan. Una ‘fiesta’ para que los gamberros den rienda suelta a su imaginación. En Cartagena, esos gamberros tienen nombres y apellidos (hay muchos más, pero los protagonistas de estos serios altercados de los que ahora informamos son viejos conocidos). Son conocidos de otros años, pero ya saben, hagamos la vista gorda. Hasta que pase una auténtica desgracia.

Nuestro querido Ayuntamiento de Cartagena informó en su página web de los lamentables hechos sucedidos la susodicha noche, pero se olvidó de datos más que relevantes. Más bien, diría que no contó lo más importante. Pero aquí está cuartaedicion.com para informar con pelos y señales de lo sucedido. También diremos, con nombre y apellidos, los responsables de tales ataques vandálicos.

Para empezar, el concejal de Seguridad Ciudadana, Juan Pedro Torralba, informó de que la Policía Local intervino en 14 decomisos de material pirotécnico e interpuso 10 denuncias contra la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana 4/2015 y 4 por daños en la propiedad privada.

«Esto supone un incremento considerable en el número de incidencias con respecto a otros años, en los que rondaba la cifra de 45 intervenciones, y todo ello pese al amplio dispositivo de seguridad desplegado este año, reforzado con respecto al habitual, con la intervención de Bomberos, Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil”, indicó el concejal.

Bueno, decir que aunque el dispositivo de seguridad se amplió hasta en veinte policías locales extras, éste fue insuficiente para cubrir una ciudad como Cartagena, con sus pedanías y alrededores.

Recuerden queridos lectores, que justo antes de la noche de San Juan, en este periódico se informó de lo que iba a ocurrir. En fin, continuamos…

El Ayuntamiento, en su web, también apuntó que se produjeron altercados en dos puntos especialmente conflictivos, el barrio de Santa Lucía y la calle Mulhacén en urbanización Nueva Cartagena, donde grupos de jóvenes de entre 20 y 30 años se enfrentaron a Bomberos y Policías lanzando piedras a los agentes que velaban por la seguridad de los vecinos.

“Quiero recordar que todos los efectivos que se desplegaron ayer en el municipio estaban trabajando, única y exclusivamente, para proteger a la ciudadanía. Los ataques con piedras a los que tuvieron que enfrentarse tanto bomberos como policías son absolutamente inaceptables”, terminó de decir el edil.

Bla, bla, bla…

Para empezar, esos grupos de jóvenes entre 20 y 30 años era en realidad un grupo numeroso de magrebíes (con algún español entre sus filas) protagonistas de diversos altercados otros años. Un grupo de sobra conocido que iban armados como guerreros para ‘liarla’ la noche de San Juan.

Un grupo que en la Nueva Cartagena doblaron señales de tráfico, quemaron contenedores, y si no llega a ser por un vecino, hasta vehículos.

Unos delincuentes que lanzaban petardos sin consideración alguna. Que les importaba bien poco que padres con sus niños pequeños estuviesen cerca. Que mostraron cero educación hacia las quejas vecinales.

Un grupo de magrebíes (con algún español que otro) que recibieron a policías y bomberos a pedradas y carretillas.

Decirle a nuestro querido Ayuntamiento que se informe mejor, o que no se olvide de apuntar información relevante, ya que un policía resultó herido por una pedrada, aunque por suerte no sufrió heridas de consideración.

Este grupo era una banda de delincuentes organizada para ocasionar destrozos en la ciudad y la culpa es del Ayuntamiento por no tomar medidas drásticas. Porque sabían que iba a ocurrir y no han hecho nada al respecto. Porque, para más inri, no disponen de medios suficientes para dotar a la policía de Cartagena de más elementos con los que hacer frente a este ‘futuro de la sociedad’.

Ojo, estos actos vandálicos se repiten día sí día también (La Vaguada y Nueva Cartagena, las zonas más conflictivas por culpa de estos individuos). Por si tenían alguna duda. Pero en esta ciudad no se hará nada hasta que pase una auténtica desgracia.

Ésto, queridos lectores, es lo que realmente ocurrió la noche de San Juan en la Trimilenaria. Ahora llámenos lo que quieran. Nosotros contamos la verdad. No hacemos campaña política.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos