domingo, julio 25, 2021

Irene Montero y su ‘ley trans’, contra la sociedad: Culpable hasta que se demuestre lo contrario

Pordría interesarte...

«Corresponderá a la parte demandada una justificación objetiva y razonable«

Ya tiene luz verde el ante proyecto de ‘ley trans’ y derechos LGTBI. Una aberración más de Irene Montero y su manada apoyada, como no, por los calzonazos del PSOE. Una ‘ley’ de los¡ más absurda y que traerá graves consecuencias.

Y es que, al margen de que con esta ley los mayores de 14 años podrán cambiar de sexo como de cromos sólo con un trámite administrativo, sin pruebas ni testigos, eludiendo los informes sanitarios y la necesidad de tutelas médicas y legales, este anti proyecto destrozará de pleno los fundamentos jurídicos del Estado de derecho, al traspasar uno de los principios básicos de legales al reorientar la carga de la prueba en lo que refiere a actitudes que supongan discriminación del colectivo LGTBI que ve ampliada su protección con el texto aprobado este martes en Moncloa por el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos.

Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario…¿no? Pues ya no.

La ley trans se saltaría este principio en lo referente a la discriminación del colectivo justificando una especie de «en este caso, eres culpable hasta que se demuestre lo contrario».  Así lo recoge el anteproyecto que trata de dar base legal a este procedimiento, tal y como ha podido confirmar LA RAZÓN.

Y es que está expuesto dentro del título tercero de la reforma legislativa y al que ha tenido acceso el periódico La RAZÓN: «Protección efectiva y reparación frente al discriminación y la violencia por LGTBfobia».

¿Qué quiere decir esta aberración? En pocas palabras, cada vez que una persona diga que alguien lo ha discriminado por su condición sexual, expresión de género o cualquier payasada inventada por estos vividores para llenarse los bolsillos, tendrá que ser el demandado el que presente pruebas más que convincentes para no ser condenado. El denunciante ya no tendrá que hacer nada. Sólo decir que lo han discriminado. Que se les apañe el denunciado.

¿Se imaginan la que se liar por actos vengativos o ideales políticos por ejemplo? Un auténtico infierno espera a la pobre e ignorante sociedad de futuro española. Un infierno bien preparado en las leyes educativas y gestionado desde el ministerio de Igualdad. Igualdad….realmente es un insulto que exista un ministerio con ese nombre en este país, donde hay una persecución realmente preocupante hacia el hombre blanco, hetero y español.

Castigos

Pues multas entre los 200 y los 150.000 euros. Toca hacer caja para justificar los numerosos sueldos de estas manadas bien aleccionadas.

También se contemplan castigos tales como cerrar el establecimiento en el que se haya producido alguna discriminación y cesar la actividad económica o profesional de la persona infractora por tres años. Entre las infracciones administrativas leves, se contempla utilizar o emitir expresiones vejatorias contra las personas por razón de su orientación e identidad sexual o causar daños a bienes muebles o inmuebles pertenecientes a personas LGTBI.

Infracciones más graves son las prácticas laborales discriminatorias o la no retirada de expresiones vejatorias en sitios web. Muy graves la realización, difusión o promoción de métodos, programas o acciones de aversión, conversión o contracondicionamiento, así como la elaboración, utilización o difusión en centros educativos de libros de texto y materiales didácticos que presenten a las personas como superiores o inferiores en dignidad humana en función de su orientación e identidad sexual.

En fin, parece ser que en España no hay problemas más graves. El paro, la inmigración y los miles y miles de altercados que ello conlleva…eso no preocupa. Es más grave criticar la orientación sexual de una persona que dejar a un joven en coma a machetazos.

Disfruten lo votado…hasta que dure.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos