miércoles, octubre 20, 2021

El joven que casi se ahoga en La Manga fue rescatado por dos amigos y dos sanitarios lo reanimaron en la orilla

Pordría interesarte...

El socorrista llegó al mismo tiempo que la Policía y Protección Civil, cuando el chico se encontraba en tierra firme. Destacar la falta de señalización de PELIGRO

Corrección. Ayer, cuartaedicion.com, al igual que el resto de medios de la CARM, publicó que un socorrista fuera de servicio rescató a tres jóvenes bañistas en el kilómetro 2 de La Manga, pero la realidad es muy distinta. Y ahora se la vamos a contar con pelos y señales.

Todo sucedió alrededor de las nueve de la noche del martes pasado. A esa hora ya no había socorristas y tampoco señalización de peligro, a pesar de que había mucha corriente y era peligroso bañarse.

Un grupo de jóvenes se encontraba dentro del agua y varios testigos se percataron que dos de ellos estaban pidiendo auxilio. Uno de los bañistas estaba mucho más alejado, cerca de una boya. No podía salir. La corriente lo arrastraba y se estaba hundiendo.

En ese momento, dos de sus amigos se lanzaron a salvarlo. No había socorrista por los alrededores. Nadaron y lo alcanzaron ya sumergido. Casi sin fuerzas, consiguieron sacar a su compañero a la orilla, donde más gente se sumó al rescate para trasladar el cuerpo a tierra firme. Estaba inconsciente.

Los que sacaron el cuerpo del joven, casi muerto, fueron dos de sus amigos. Una vez en tierra firme, una enfermera se encargó de practicarle al chico la RCP. Estuvo mucho tiempo. Agotada, se fue intercambiando para llevar a cabo la reanimación con otro sanitario que se encontraba en el lugar. Fueron momentos dramáticos hasta que llegó la ambulancia, que tardó unos quince minutos.

Justo en ese instante, también llegaron al lugar de los hechos la Policía y Protección Civil. También en ese momento apareció un socorrista. Todos se unieron para salvar la vida del joven, pero que quede claro que el socorrista llegó cuando el chico ya había sido rescatado.

Ojo, no estaba de servicio porque la hora de ‘trabajo’ ya había terminado. No obstante, es más que preocupante que no hubiese ninguna señal de peligro por cómo estaba en el mar en ese momento.

Horas antes hubo otro gran susto en la misma zona

Ese día el mar no era seguro y buena prueba de ello es que horas antes del tremendo susto que se llevaron el grupo de jóvenes, una madre y su hija también se vieron arrastradas por la corriente y fueron dos hombres en esa ocasión los que pusieron en juego su vida para rescatarlas.

Al mismo tiempo, los socorristas fueron avisados y se adentraron en el agua para ayudar a salir a la madre y su hija, al tiempo que también ayudaron a los dos valientes hombres, ya que la corriente estaba complicando y mucho la salida de todos los implicados.

Por suerte, no hubo víctimas mortales pero el pasado martes pudo convertirse en una auténtica tragedia por la falta de señalización en la zona cuando la corriente en el mar es realmente peligrosa. Que tomen nota los máximos responsables.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos