martes, septiembre 28, 2021

La Cruz Roja brilla por su ausencia: Amago de fuga de los inmigrantes de Escombreras por las penosas condiciones en las que se encuentran

Pordría interesarte...

La Policía consiguió convencerlos ya fuera de las vallas y cerca del control de acceso

Las condiciones en las que se encuentran actualmente los casi ochenta ilegales llegados en supuestas pateras a Escombreras estos últimos días son realmente lamentables. Duermen en el suelo y no pueden ni ducharse. Lógicamente, el motín está a punto de estallar. Y se esperan muchos más a lo largo de esta semana y lo que queda de verano…

Por cierto, decimos supuestas pateras, porque desde Salvamento Marítimo no lo tienen claro. Ya se rumorea sobre barcos nodriza y un largo etcétera. Pero bueno, ese es otro tema.

La triste realidad que sí vamos a contar a aquellos que nos tachan de fascistas, racistas y demás tonterías típicas de progres vividores es que las condiciones en las que se encuentran los ilegales de Escombreras son LAMENTABLES.

Una manguera para refrescarse y gracias a la Policía

No tienen duchas. Prácticamente no tienen comida (quieren pizza por cierto). Duermen en le suelo. En plan tercermundista. ¿Dónde están esas ONGs que tanto presumen de su ayuda?

Pues la Cruz Roja nada de nada. Y cuando decimos nada de nada es que ni se asoman por Escombreras. Se ve que cuando aprieta el calor y desaparecen las subvenciones ya les importa bien poco los inmigrantes ilegales. En Cartagena no hay discotecas para bailar con los nuevos ‘vecinos’ y tampoco fotógrafos que ‘captan de casualidad’ esa imagen de una voluntaria ‘ayudando’ a un recién llegado en patera. Aquí en Cartagena no hay nada de eso.

Aquí hay ocho policías que se están haciendo cargo de ochenta inmigrantes más que enfurecidos. Ocho policías, en penosas condiciones, que están lidiando con ilegales, todavía en peores condiciones, que han sido abandonados a su suerte por aquellos que dicen defenderlos.

Nuestras autoridades políticas, nada. Esas ONGS que tanto hablan, menos todavía. Sólo unos cuantos policías para hacer frente a las exigencias de unos más que alterados ilegales. Un total de ochenta y cuyo número irá creciendo.

Lógicamente, los ánimos están a flor de piel y esta mañana han amenazado con fugarse. Es más, los ilegales han abierto la valla, han cogido sus pertenencias y se han largado. Han llegado a estar muy cerca del acceso de control.

Por suerte, la Policía (repetimos; ocho contra ochenta) ha podido convencerlos y han regresado a su agujero de mala muerte.

«Puede ser muy peligroso que estén sueltos por Escombreras. Es una zona de infraestructuras críticas. Refinería, central térmica de Iberdrola…gas…», señalaron fuentes presenciales.

Un gran problema para la Trimilenaria que se está tapando de mala manera. Un CATE lamentable y ‘lujoso’ es la solución que dan nuestros incompetentes políticos al grave dilema que tiene Cartagena con las llegadas continuas de pateras. Perdón, supuestas pateras…

Nuestros políticos se lavan las manos y lo mismo hacen esas ONGs, que todavía no han dado señales de vida desde que Escombreras volviese a tener inquilinos. Ni comida, ni ayuda…por no hacer ya no se encargan ni de los traslados de los ilegales. Realmente vergonzoso.

Está claro que hasta que no pase una desgracia y sea noticia en las portadas de los medios comprados por el Gobierno, no se hará absolutamente nada.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos