martes, septiembre 28, 2021

Multiculturalidad: Siete miembros de una banda latina, detenidos por agresión sexual, lesiones, amenazas y tenencias de armas prohibidas

Pordría interesarte...

Pertenecientes a la banda dominicana ‘Don’t Play’. Operaban en el Corredor del Henares (entre Madrid y Guadalajara)

Ya saben, esos nuevamente que vienen a enriquecer nuestro país con eso de la multiculturalidad y demás chorradas inventadas por los ‘progres’ de turno.

La Guardia Civil ha detenido a siete miembros del grupo latino criminal ‘Don’t Play’ por presuntos delitos de agresión sexual, lesiones, amenazas y tenencias de armas prohibidas.

Los ahora detenidos eran delincuentes de la DDP que operaban en el Corredor del Henares (entre Madrid y Guadalajara). Se encargaban de llevar a cabo la expansión de esta banda latina criminal en esta zona a base de cometer actos delictivos día sí día también.

Todo se originó cuando la Guardia Civil consiguió reunir suficientes pruebas que apuntaban directamente a este grupo de jóvenes como responsables de numerosos delitos en la zona como agresión sexual, lesiones, amenazas y tenencia de armas ilegales.

Tras las investigaciones pertinentes, se llevaron a cabo registros en inmuebles en la zona de Torrejón de Ardoz (Madrid). Concretamente en dos sedes utilizadas por estos pandilleros y en las que se intervinieron numerosas armas prohibidas, además de objetos robados y herramientas (armas) utilizadas para llevar a cabo dichas fechorías.

Este grupo de criminales, con base en Torrejón de Ardoz, operaba a lo largo de todo el Corredor de Henares, con la única intención de crear el caos, a base de robos y violencia, en la zona donde operaban.

Además, estos ‘intelectuales’ provocaban diversos enfrentamientos con bandas rivales con el único fin de tener el control absoluto de la zona.

Coros

Es el nombre que se le da a los pandilleros que forman parte de un grupo, basado en una fuerte jerarquía, con la única intención de desestabilizar a la sociedad de la zona donde operan, a base robos con los que financian la pandilla a la que pertenecen. En este caso, ‘Don’t Play’.

Normalmente son menores de edad a los que se le obligan a abandonar a su familia e incorporarse así a la banda criminal y llevar a cabo actos delictivos de todo tipo.

Son muy peligrosos. No tienen miedo a nada, ya que la Justicia los protege, con eso de que son menores de edad y demás tonterías. Se aprovechan de ellos para robar, amenazar, maltratar y violar sin remordimiento alguno.

Bienvenidos a la sociedad, multiculturalidad, del futuro.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos