domingo, junio 26, 2022

«Esa trampa saducea…»

publicidad

Pordría interesarte...

Artículo de opinión de Carlos León Roch

¿Quién no quiere la ampliación de la dársena de Escombreras…? Todos nosotros, naturalmente.

Así, el llamado ”proyecto BARLOMAR” del Gobierno Regional prevé  establecer un atraque para  buques Contenedores , hasta lograr 1.000.000 de TEUS (contenedores) al año, multiplicando los 100.000 que logran moverse en la dársena de Cartagena…Y eso es bueno ¿verdad?

Pero lo bueno es enemigo de lo óptimo… Porque en Escombreras  solo pueden atracar buques de menos de 13 metros de calado; es decir “pequeños” portacontenedores, ya que  las profundidades mayores son las utilizadas por los graneles líquidos (petróleos y derivados) , que utilizan los muelles exteriores, y que no tienen superficie para estibar contenedores, sino solo ”mangueras” para cargar y descargar.

Sin duda, los más de 800 millones que costará la ”modesta” ampliación de Escombreras, logrará multiplicar la capacidad de la pequeña dársena de Cartagena, limitada por su tamaño y por su es caso calado… pero ni en una ni en otra dársena pueden acogerse a los grandes buques “Superpanamá” de250.000 Tm, equivalentes, cada uno, a 10.000 ( sí, diez mil) camiones de 25 tm, que llenan nuestras carreteras. Solo la ansiada y pospuesta dársena del Gorguel, con sus 22 metros de calado ”a pie de muelle”, y con gran extensión para almacenamiento de  contenedores, puede convertir a Cartagena en un gran puerto mundial.   

Cuando en 1957  se inauguró la refinería de petróleos de Escombreras (la primera de España)  y con ella nació el complejo industrial  principal de la región, y uno de los más importantes de España, la “Trimilenaria” vivió unos años de desarrollo económico, social y poblacional, vinculado también con su ancestral dedicación  naval y militar. 

Los decenios posteriores han contemplado  buenas y malas épocas; las cuales culminaron con la desastrosa crisis industrial de los años 80.

Ya hace quince años del proyecto de Dársena del Gorguel. Un proyecto cuya realización requiere una inversión superior a los 3.000 millones de euros, la mayor parte de los cuales serán a expensas de los Puertos del Estado.  

Políticos regionales, sin duda bienintencionados, se preguntaban ¿No hay una magnífica dársena en Escombreras?.¿para qué un gasto tan grande ,que cuenta, además, con la oposición de ecologistas acérrimos?. Y tienen razón en lo que se refiere a graneles líquidos, a productos derivados del petróleo, con cientos de miles de toneladas… pero en lo referente a movimiento de sólidos Escombreras, solo tiene en la actualidad capacidad para unas 30.000Tm.

Cuando el Gorguel ( D.M) sea una realidad, un solo buque de contenedores, uno de los llamados Superpanamá, podrá descargar 250.000tm en la gran Zona de Almacenamiento Logístico (ZAL) obligadamente próxima.

Como todos sabemos, la intensa actividad comercial que se desarrolla en nuestra CARM, fundamentalmente alimenticia y conservera, se realiza prioritariamente por carretera, con grandes camiones de 25 Tm. de carga máxima, cientos de los cuales  se distribuyen diariamente por toda la geografía nacional, y por muchos países de la UE… Cientos de camiones diarios, ocupando las carreteras u autovías. Unos 300 camiones de 300Tm; esto es unas 7.500Tm.  al día, de conservas, embutidos, bebidas alcohólicas…Está muy bien. ¿Pero qué es comparado con las 250.000 Tm. que Un Solo buque puede descargar ( o cargar) con destino a Noruega, Suecia… o procedente del canal de Suez; o del Norte de África?

250.000Tm en un solo buque, equivale a 10.000 ( diez mil) camiones de 25 Tm. Se trata  de cifras extraordinarias, apenas  comparables  a las de los macro puertos  holandeses o Algeciras; esta última dedicada al tráfico trasatlántico.

La nueva dársena del Gorguel es un proyecto de extraordinaria importancia, para la comarca, para la región y para España, con miles de empleos y con enormes beneficios económicos.

Verdaderamente ignoro si los pocos cetáceos que se acercan a nuestras costas, pueden sentir graves molestias por los meses que duren  las obras. Y seguro que los superarán. Tampoco se si el famoso pajarico “camachuelo trompetero” ( que nadie ha visto)  se aclimatará alas magnificas y acogedoras instalaciones ecológicas que les serán proporcionadas. Y, sinceramente, lamento que las ‘cabricas ‘que se pastoreaban por aquellos yermos terrenos hace cien años, no puedan volver… 

Vale con la ampliación de Escombreras. Vale con los 800 millones…pero “que los árboles no nos impidan ver el bosque. No caigamos en esa “trampa saducea”.

El Gorguel, como el Trasvase es una prioridad de Estado.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad