lunes, enero 24, 2022

«En Vox no saben lo que es pedir perdón y decir estoy equivocado»

Pordría interesarte...

Una hora de charla con Francisco Carrera, diputado del Grupo Parlamentario Vox

Una hora de charla con un político no suele dar para mucho, más aún si la persona que está sentada a su lado es periodista. Suelen decir poco, nada de titulares, muchos balones fuera y poca chicha en definitiva. Pero Francisco Carrera, diputado del Grupo Parlamentario Vox es…distinto por decirlo de alguna manera.

Carrera contestó con sinceridad a cada una de las preguntas que se le formuló desde cuartaedicion.com y dejó frases que a uno le hace pensar cómo se las gastan los políticos de hoy en día. Ésos que tienen que tienen que velar por el bien general de los ciudadanos y que son capaces de pisar a su compañero de ‘armas’ por un buen…sillón.

Francisco nació hace ya algunos años (no se ofenda) en un pueblo de Orense llamado Xinzo de Limia. De padre médico y madre maestra, a los tres años se trasladó junto a sus cinco hermano a Vigo, donde pasó su juventud.

Estudió en La Complutense de Madrid Ciencias Biológicas y se especializó en Zoología.

Gracias a ello encontró su primer trabajo como profesor de Ciencias Naturales y Matemáticas en un colegio vigués. Más tarde se trasladó a Cartagena, donde comenzó como director de una empresa de informática y suministros empresariales durante diez años. En 1997 fundó su propia empresa junto a otros socios y fue gerente hasta el cierre debido a la maldita crisis. A raíz de ello, por suerte o por desgracia, entró en política y su vida cambió radicalmente.

(En principio íbamos a quedar para la entrevista en la nueva sede del grupo parlamentario en Cartagena pero a última hora cambiamos el lugar de la cita por motivos laborales de Carrera y tenemos la ‘charla’ en las oficinas del G.P. Vox en la Asamblea Regional), lo que nos da pie a la primera pregunta:

¿Por qué nueva sede del Grupo Parlamentario Vox?

Desde Murcia no podemos hacer nada. Es muy incómodo. El grupo necesita una sede para hacer actividades de comunicación y trabajo interno, sobre todo por las tardes que la Asamblea está cerrada. Necesitamos un centro de reuniones para gente que piensa como nosotros y la mejor ciudad para ello es Cartagena, la capital legislativa. Además, esta sede nos permitirá hacer reuniones de grupo de trabajo para el tiempo que nos queda.

Sinceramente, ¿qué ocurrió con Vox para llegar a tal situación?

Pues la verdad no es otra que tensiones muy difíciles entre los cargos electos y la estructura orgánica. Es que no podíamos hacer nada. No parecíamos de Vox. Nos querían meter en una burbuja en la Asamblea. Nosotros queríamos hacer cosas con los militantes. Que nos trasladasen sus inquietudes y lo que la gente quiere. Son parte fundamental. Teníamos nuestra acción política y teníamos que usar a Vox como es lógico, pero cortaron todas las líneas.

Por ejemplo, hicimos un calendario de actividades y participación con los militantes y se nos prohibió. El centro de coordinación parlamentaria era más bien un comisariado político. Todo dependía de él. Éramos unos extraños. Pedimos hablar con Abascal pero no nos hicieron caso y decidimos eliminar los poderes en las cuentas bancarias. No nos fiábamos…

Y ahí viene el lío…

Se nos acusa de filtraciones a la prensa. De chantaje e irregularidades contables. Todas las acusaciones vienen de Antelo y Menduiña. Demuestran un interés personal, no por el futuro de Vox.

En fin, mandamos una carta notarial. Jamás nos contestaron. No nos dejaron explicar nada y directamente nos repudiaron. Javier Ortega dijo incluso que queríamos montar un partido político a espaldas de Vox y que gastábamos el dinero en viajes y restaurantes.

Para Abascal éramos unos apestados. Fueron ellos los que filtraron la carta a la prensa donde sólo pedíamos hablar con el Presidente. Se nos acusaba de chantaje y amenazas. Ahora hay que esperar a que la Justicia actúe como es debido. Pronto viene el juicio y el periodista al que le llegó la carta tendrá que hablar…o no…

Bueno, mientras tanto, se puede decir que el G.P. Vox es el grupo de moda; fulminan el proyecto de reforma de Estatuto de Autonomía de la CARM, eliminan las bonificaciones para las empresas de juego el próximo año…

Tenemos un compromiso con nuestros votantes y seguiremos siendo fieles a nuestros ideales. Hemos conseguido algunos de los objetivos principales de nuestra campaña, pero quedan más cosas.

Mire, en política hay que estar alerta y aprovechar las oportunidades. Nosotros, hasta ahora, las hemos aprovechado pero hay que hacer más.

Medio ambiente, cuidados paliativos y legado histórico son leyes que tenemos que aprobar. También hay cosas que terminar, como el pin parental, solucionar los problemas con los profesores de religión en la Región, la eliminación de subvenciones a partidos políticos y sindicatos…todo lo que de tiempo lo haremos. Seguro que tendremos nuevas sorpresas y las aprovecharemos.

¿Qué va a pasar con la gente de este grupo dentro de año y medio?

Primero vamos a cumplir con nuestros compromisos y luego cada uno seguirá su camino. No hay proyecto político ni integración en otros partidos.

Si después del juicio seguimos en Vox, y no nos expulsan, pues a ver las reacciones.

Pero me preocupa la verdad. Ésto era ilusionante. Nunca consideré la política como una carrera, pero quería aprender. En fin, soy muy polivalente. Lo dejo en manos de la Providencia.

Pero que quede claro que la lucha por mi patria la seguiré haciendo. No se donde, pero no me quedaré en casa. Lucharé por una España mejor.

Foto de Sergio Almagro en el despacho de Francisco Carrera en la Asamblea Regional durante la entrevista

Está dolido con la política…

Me he llevado un chasco la verdad. Sólo me ha traído disgustos y desilusiones. Pensaba que mis compañeros (Vox) estaban en la misma línea. Que eran camaradas leales…pero NO. En la segunda oleada de afiliaciones de Vox tenían intereses personales. No estaba preparado para estas traiciones. He sido un iluso.

Siempre vi los partidos políticos como estructuras totalitarias. No representan a nadie ni nada. No hay democracia interna. Luego apareció Vox y creí en el movimiento patriótico. Canalizaron mis ilusiones. Iban a defender a nuestra patria. Era el único…pero me equivoqué.

Háblenos de Abascal

Lo que digo de Abascal vale también para Ortega y cito: «Nadie es héroe para su ayuda de cámara»…y yo lo he sido para los dos. La ilusión que tenía en ellos ya no puedo decirlo.

(Viene a decir que no hay mejor persona que conozca al detalle la vida y miserias de alguien que el que ha estado a su servicio. Es similar a «Nadie es un señor delante de su criado»).

Queda claro…ya puestos, defina a Antelo

Ambicioso. Incapaz de trabajar en equipo. Se cree capacitado pero para nada. Incapaz de mantener los equipos que se habían creado en la Región. Ha destruido los grupos de Cartagena, Totana, Murcia, Cieza, Las Torres de Cotillas…

Fernando López Miras

Cumple lo que promete en las negociaciones. Es un hombre afable. Tal vez le falta capacidad de dirección. Deja mucho hacer. Le falta comunicación con su equipo de proyecto para mejorar la Región de Murcia.

Noelia Arroyo

Novata como alcaldesa. Pregúnteme dentro de un año.

«Está por decidir si se nos considera expulsados»

¿Cómo se siente cuando le dicen expulsado, tránsfuga?

Para empezar, está por decidir si se nos considera expulsados. El juez tiene que decidir. Hasta ahora sólo somos expulsados de Vox Murcia.

De tránsfugas nada. Somos el Grupo Parlamentario Vox y así lo mantendremos hasta el final.

Lógicamente, escuchar esas palabras no sienta bien. En función de quién lo diga, te sienta mejor o peor.

Por ejemplo, la prensa. Me parece fatal que lo digan los medios de comunicación. Nos han incomunicado. Me tienen como bloqueado y ellos tienen las de perder. Ellos dicen tener la verdad permanente y cuando un político les lleva la contraria… los bloquean. Tenemos que aguantar, por ejemplo, que La 7TV nos quite el rótulo cuando nos entrevistan a Liarte o a mí. Sólo ponen diputado. Es una vergüenza.

Vamos ahora a hablar sobre el CATE, un gran problema para Cartagena

Se necesita un centro así. Está claro. Como esta gente no está dispuesta a parar las oleadas de inmigración, pues lo necesitamos. Pero en Cartagena, el lugar elegido, no es el idóneo. ¿Por qué no en La Algameca o Escombreras? En plena bahía es vergonzoso. No sabemos la razón pero afectará al sector turístico. No es compatible desarrollo turístico con inmigración ilegal.

Otro problema, Cartagena provincia

Cartagena provincia, SÍ. Y más que la biprovincialidad, apuesto por la triprovincialidad con Lorca. Es necesario para ganar más peso de los diputados. Y tenemos peso para tres provincias, como por ejemplo Aragón.

Y otro problema, el Mar Menor

Cuando llegué aquí y vi La Manga, me pareció algo maravilloso. Algo increíble que estaba al alcance de todos y no de los más pudientes, como en otras zonas de España. Todo el mundo podía disfrutar del Mar Menor.

Ahora llevo 30 años viendo como se degrada. La dejadez de los gobiernos regionales y del gobierno de España en este aspecto ha sido tremenda. Vertidos, industrias agrícolas, dejadez humana. Nadie se ha preocupado de su degradación.

Agricultura y turismo no es algo futuro. Es el presente y hay que ser cuidadosos con el impacto que provocan los dos. Y lo peor son las acciones políticas que se llevan a cabo en la Región respecto a este tema, que hacen que seamos un foco de noticias a nivel INTERNACIONAL y para nada bueno. Parecemos cazurros. El Mar Menor nos tiene que preocupar los que vivimos aquí. Es de todos.

También el Rosell debería ser de todos, ¿no?

También. Se necesitan dos hospitales para el Campo de Cartagena. Hay que racionalizar. Eso sí. Algunos servicios sí y otros no. Pero hay demasiadas ambulancias que van a Murcia…

Luego está el hospital de Defensa…lo necesitábamos…

Habla como un cartagenero…

Me siento cartagenero. Aquí está mi familia. A mi tierra que me lleven cuando esté muerto (es broma). A ver, no me importaría que me enterrasen en Orense, pero aquí está mi familia. Tengo cinco hermanos (Vigo y Madrid)…no se …esta tierra es tan mía como Orense o Cataluña.

Ya que hablado de Orense, Cataluña…charlemos sobre temas más que peliagudos que afectan a todos los españoles. Empezamos por el aborto

Una salvajada. El cuerpo más indefenso y protegido por el cuerpo de la madre es asesinado. Otra cosa sería que pudiese causar problemas a la madre, el aborto terapéutico. Pero si no hay problemas, lo veo una tremenda salvajada. A ver, el problema que existe en este tema es de concepto. Como católico que soy, creo en el cuerpo y en el alma.

Mucha gente habla de que si el feto viene con un problema se puede tomar esa medida. Yo digo, una persona que ya ha nacido y luego vemos que tiene una minusvalía o discapacidad… ¿la matamos? Dentro del cuerpo sí pero fuera no. Es absurdo.

Lo mismo ocurre con la eugenesia y eutanasia. La dignidad humana no se puede romper. Es la misma desde la concepción hasta el final de la vida. Por eso desde mi grupo parlamentario luchamos por los cuidados paliativos. Toda persona tiene derecho a una muerte digna. La gente que muere de anciana ha dado mucho por la sociedad y corresponde a nosotros devolvérselo en sus últimos momentos.

¿Matar con una pastilla? Ahora se dice que con 90 años, luego serán 80, 70…y lo bajarán en un futuro porque cuatro tíos de la ONU lo dicen. Son conceptos muy peligrosos.

¿Qué tiene que decir sobre la violencia de género?

Hay que ser duros contra las personas que maltratan. Ojo, PERSONAS. Nada de hombres. Y hay que ser implacables contra esas personas.

El problema es que la ley de hoy causa muchos problemas a los hombres. Todos conocemos un caso por desgracia. Es la injusticia de una ley que discrimina al hombre por el hecho de ser hombre.

Sólo con la igualdad real entre hombre y mujer se podrá conseguir erradicar la violencia por estas causas. Necesitamos información veraz de estos asesinos, de las causas de la violencia contra las mujeres y en los hogares, para hacer un análisis real y poder crear las herramientas necesarias para combatirlo. El problema es que ocultan la verdad. Manipulan la verdad y todo ello lleva a más y más violencia.

Mire, la mayoría de los maltratadores actuales están formados por los planes de educación de las leyes socialistas. En vez de hacer hombres y mujeres menos violentos, han creado una sociedad sin valores ni respeto. Una sociedad sin Dios y que desconoce lo más básico: Los 10 Mandamientos,

Después de esta verdad como un templo, háblenos del pin parental

El pin parental es una bandera que Vox levantó y lo que hace es proteger a los hijos de las ideas que los padres consideran perjudiciales. Es algo que las personas con sentido común deberían de considerar un derecho. Los que no lo quieren demuestran que quieren adoctrinar a los niños en su ideología.

El pin parental es la protección de los padres contra cualquier ideología que quieren inculcar en las escuelas.

Vamos al tema estrella, el proyecto de reforma de Estatuto de Autonomía

Es una grandísima noticia que sea devuelto el Estatuto de la Comunidad Autónoma y no por las razones expuestas en los medios de comunicación.

Es una grandísima noticia porque acabamos con la morralla ideológica progresista.

Hay un artículo publicado en La Opinión, de Antonio Martínez Nieto, Vocal de la Comisión ejecutiva Provincial de Vox, con el que coincido plenamente. El Estatuto es un engendro ideológico que obliga a poner todo el dinero del contribuyente al servicio de los postulados de la nueva izquierda: La ideología de género, cambio climático, la memoria histórica, el efecto llamada para inmigrantes ilegales.

El Estatuto es antidemocrático porque secuestra las posibilidades a la hora de tomar decisiones de la Asamblea y el Gobierno Regional.

Solo sirve para degradar la educación, estigmatizar la creatividad, anular la innovación, eliminar la agricultura y agredir al turismo con alarmas climáticas.

En fin, lo dicho, morralla ideológica progresista como se puede apreciar en estas hojas (proyecto de reforma de Estatuto de Autonomía, ya retirado), en el que se pueden ver cosas como la especial garantía para puestos de trabajo para las mujeres, el agua como derecho humano, ¿promoción? e integración de los inmigrantes, derechos y más derechos para sindicatos, más sandeces sobre la violencia machista, memoria democrática, creación de una policía autonómica…y un sin fin de cosas sin sentido.

Hemos hecho lo mejor para los ciudadanos de la CARM. Ellos decidirán sobre su futuro.

Para concluir con la entrevista, cuéntenos una anécdota desde que está en la política

Tras pensarlo detenidamente, Francisco Carrera cuenta el momento en el que la política le defraudó. Bueno, más bien Vox le defraudó.

Cuando salimos como diputados nos invitaron desde Madrid. Fuimos muy ilusionados pensando que nos iban a dar la enhorabuena y fue todo lo contrario. Nos dejaron tirados, literalmente, en la calle y cuando nos dijeron que entráramos fue de malas maneras. En vez de felicitarnos, nos fuimos con el rabo entre las piernas y todavía no se por qué.

Se nos acusó de ‘perder’ dinero. Las cuentas no cuadraban. Fueron maleducados y desagradables. Usaron muy malas maneras, pero no me achanté porque iba con la verdad por delante. En la misma reunión se descubrió que tuvieron un lío con las cuentas y estaba todo desorganizado.

Pero jamás nos pidieron perdón. Es el objetivo de Vox, enfrentar los cargos electos con la estructura interna. En Vox no saben lo que es pedir perdón y decir estoy equivocado..

Esta última frase nos llamó mucho la atención. Le preguntamos al diputado si podemos publicarla tal cual y no duda en decirnos que sí.

Francisco Carrera no tiene que rendir cuentas a nadie y menos aún a aquellos que lo ‘traicionaron’ lo que era Vox anteponiendo el interés particular a los intereses de la ciudadanía, que, supuestamente, debe ser la lucha principal de un buen político.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos