martes, diciembre 6, 2022

Ley de Memoria Democrática: Sanidad y Exteriores, ni la han evaluado

publicidad

Pordría interesarte...

Una norma que vaticina cientos de exhumaciones y la concesión de la nacionalidad española por doquier

Sorprendente pero real. La Ley de Memoria Democrática no cuenta con informes de Sanidad ni Exteriores, según informa el portal de Transparencia. Sinceramente, es sorprendente y preocupante, ya que afecta por un lado a la intervención de fosas comunes (cientos) y por otro a la concesión de la nacionalidad española a miles de extranjeros. Un texto plagado de irregularidades.

Para empezar, y en lo que se refiere a la exhumación de cuerpos sin parangón, no cuenta con la aprobación del ministerio de Sanidad. Se recomendó un informe desde las oficinas de Coordinación y Calidad Normativa, pero nunca llegó.

«Es un asunto de salud pública, porque hay que intervenir en cientos de enterramientos y afecta a la sanidad mortuoria, que tiene que respetarse. Puede tener consecuencias graves», denuncia Guillermo Rocafort, historiador y experto en Memoria Histórica que ha solicitado los documentos a través del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

Respecto a lo de conceder la nacionalidad a miles de extranjeros, es una información que todo español debe conocer, señaló Rocafort. El ministerio de José Manuel Albares se negó en rotundo, alegando el no hacerlo público hasta que se apruebe la Ley con su difusión en el BOE.

Dichas palabras rompen por completo con la doctrina del consejo de Transparencia, ya que «esos informes hay que aportarlos desde el momento en que el Gobierno aprueba el proyecto de ley y da traslado al Parlamento«, apuntó Rocafort.

Pero es más, esos informes ni existen. Nunca se llegó a emitir y se desconoce el por qué. Así se lo transmitió Transparencia a una solicitud de Rocafort (petición de acceso a la información pública que quedó registrada con el número 001-061607 al amparo de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno).

Sanidad aprobó dicha petición de acceso a información, pero, casualmente, informó también que no hay documentación al respecto del departamento al Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática.

Rocafort apunta la peligrosidad en lo que refiere a la exhumación masiva de cuerpos en cementerios, ya que pueden dar lugar a futuras pandemias, «en caso de que los mencionados cuerpos estuviesen infectados con virus agresivos».

Con ese fin existe una normativa del año 1974 denominada de Policía Sanitaria Mortuoria (Decreto 2263/1974, de 20 de julio) que establece condiciones muy exigentes al respecto, y que se han de cumplir en todo caso por ser cuestión de salud pública.

Una norma prevista para la exhumación de casos concretos y puntuales, y que podía ser prohibida por Sanidad por el riesgo que ello conlleva.

Pero hoy en día, con esta Ley de Memoria Democrática en la que el gobierno socialista se ha impuesto exhumar cuerpos por doquier sin asumir los riesgos de tal disparate, es más que necesario un informe de Sanidad.

Rocafort también apunta que, en su momento, se acusó al PSOE de producir varias pandemias durante la Guerra Civil, introduciendo agentes infecciones desde Francia, con el único fin de que la población nacional sufriese una «infestación masiva». Lo que nos faltaba al margen del coronavirus. Más aún, viendo cómo se las está gastando nuestro gobierno con la pandemia que estamos sufriendo en estos momentos y que no ha gestionado, desde su comienzo, de la mejor manera.

¿Qué riesgo tenemos los españoles de sufrir posibles pandemias futuras al margen de la que estamos padeciendo a día de hoy con el dichoso coronavirus?

En cuanto al Ministerio de Exteriores, a pesar de que con fecha del pasado 28 de junio, la Oficina de Coordinación y Calidad Normativa, recomendaba su propio estudio, consultado Exteriores por parte del Consejo de Transparencia, reconoce finalmente que «no consta en los archivos de este centro directivo la solicitud de informe alguno sobre el Anteproyecto de Ley de Memoria Democrática«.

Fraude en la concesión de la nacionalidad española

Numerosos fraudes y por vía de la Ley de Memoria Histórica de Zapatero. Hay unos cuantos ejemplos y por ello Rocafort apunta que habría sido necesario disponer de un informe por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores a la nueva Ley de Memoria Democrática a la hora de investigar los posibles fraudes masivos.

De hecho, Rocafort denuncia que se ha creado un efecto llamada en internet «para obtener la nacionalidad española a través de la Ley de Memoria Democrática en los últimos meses que podría provocar un colapso de los servicios consulares españoles en el extranjero y la organización de mafias que saquen un gran lucro al fomentar engaños».

Para concluir, el letrado recalca que el ministerio de Exteriores es el único que no ha aportado nada. Absolutamente nada.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad