martes, junio 28, 2022

Los españoles no confían en la justicia nacional: Detenido en Estepona por matar a patadas al hombre que abusó de su hija

publicidad

Pordría interesarte...

El fallecido ya había sido denunciado por acoso

Una desgracia la ocurrida en Estepona el pasado 4 de diciembre. Una desgracia que se pudo evitar si la Justicia en España sirviese de algo. El problema es que los españoles no confían ya en aquellas leyes que tienen que velar por su seguridad y muchos piensan en solucionar sus problemas con sus propias leyes.

Es el caso de un padre de familia que el pasado 4 de diciembre entró en una cafetería de Estepona y mató a patadas al supuesto agresor de su hija.

Lo golpeó en el costado en varias ocasiones, según testigos del establecimiento que consiguieron separarlos. Lo golpeó causándole daños irreparables en el bazo. Causándole la muerte 24 horas después al que fuese, presuntamente, el hombre que abusaba sexualmente de su hija.

Aunque ambos abandonaron la cafetería por su propio pie, el hombre ya fallecido tuvo que acudir al día siguiente a urgencias del hospital de Marbella con el bazo demolido. Sufrió una parada cardio-respiratoria y aunque los médicos consiguieron mantenerlo con vida, falleció en quirófano poco después.

La Policía Nacional ha abierto una investigación, aunque todo indica a que el agresor actuó contra el que era su amigo en el pasado por abusar sexualmente, supuestamente, de su hija.

Ambos eran vecinos y amigos en el pasado. El trato era cordial hasta que la niña informó a su padre de que su supuesto amigo abusaba sexualmente de ella.

Aunque el padre de la niña puso juna denuncia, parece ser que confiaba poco en la leyes de España, ya que decidió tomarse la justicia por su mano una vez que se encontró con el supuesto agresor en la cafetería el pasado 4 de diciembre.

Ahora el padre de la niña está detenido y se expone a una condena por homicidio imprudente. Una desgracia, repetimos, que se podía evitar si nuestras leyes condenasen con mayor severidad a los agresores de este tipo, que campan a sus anchas a pesar de ser condenador y un peligro para la sociedad.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad