viernes, octubre 7, 2022

Marroquí reconoce ante un juez que abusó de un menor en Cartagena y queda en libertad

publicidad

Pordría interesarte...

Condenado a dos años de cárcel, la pena queda suspendida a cambio de que en los próximos tres años no delinca

Ver para creer. Ya ni reconociendo el delito cumple uno condena. Claro que, si llega a ser hombre, hetero, blanco y español…otro gallo cantaría seguramente.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a dos años de cárcel a un marroquí que abusó sexualmente de un menor en Cartagena. Concretamente, en los vestuarios de una piscina municipal.

Los hechos, más que probados, tuvieron lugar en una ocasión una tarde de verano en una piscina municipal. El individuo, de nacionalidad marroquí, se acercó al menor (15 años) y mientras con un brazo lo rodeaba, con el otro le tocó los genitales. El joven le pegó un empujón y lo apartó, pero el inmigrante volvió a intentarlo al tiempo que le decía a la víctima que estuviese tranquilo. Por suerte, el menor volvió a empujar al agresor y se marchó a contarle a sus padres lo sucedido. Éstos, rápidamente, pusieron la correspondiente denuncia.

Pero, lo más vergonzoso viene ahora.

El agresor, un hombre de nacionalidad marroquí, reconoció ante el juez que abusó del menor. Reconoció el delito que se le imputaba y se irá de rositas.

Se irá de rositas porque el caso se cerró en una vista de conformidad; la pena impuesta de dos años queda suspendida si el agresor no vuelve a delinquir en los próximos tres años. Esa es la recompensa que obtiene un individuo (extranjero) por abusar de un menor en este país.

Al margen de ello, no podrá acercarse a su víctima a menos de 300 metros durante cinco años y durante tres más no podrá ejercer trabajo que implique contacto con menores.

Se irá de rositas con la absurda promesa de no volver a delinquir. Tal vez, es de esperar que no, volvaamos a tener noticias de este individuo y con una desgracia mayor. Entonces vendrán las penas y tiraremos de hemeroteca.

¿Se imaginan la respuesta de Irene Montero y su séquito ante tal noticia si el agresor hubiese sido un hombre blanco y español?

Pero claro, el agresor es un inmigrante y si la prensa calla, pues mucho mejor.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad