domingo, junio 26, 2022

Joaquín G.V. ya está en la calle: Acusado de violar y asesinar a su tía octogenaria hace dos años en Abarán

publicidad

Pordría interesarte...

Libre bajo fianza de 6.000 euros porque «no hay riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas»

Ver para creer. ¿Qué pretende enseñar nuestra Justicia a la sociedad del futuro si saben que pueden cometer delitos y quedar prácticamente impunes?

Joaquín G.V. está en libertad. El principal acusado de violar y matar a su tía de 82 años (en abril de hace dos años) en su domicilio de Abarán (Murcia) ha quedado libre bajo fianza.

Joaquín depositó 6.000 euros y pasa de prisión provisional a libertad bajo fianza. ¿Por qué?

Pues porque, según el Tribunal, no hay riesgo de fuga ni de destrucción de pruebas, a pesar de que también se juzgará por violación consumada, allanamiento de morada y otra agresión sexual en grado de tentativa. La mujer, Maruja, tenía 82 años cuando murió en su propia casa en Abarán.

Ahora, después de entregar el pasaporte, Julián, ya en la calle, tendrá que presentarse dos veces por semana en el juzgado y no podrá salir de España. Ese es el premio por un supuesto crimen atroz.

Y eso que la Fiscalía tiene claro que Joaquín violó a su tía octogenaria en enero de hace ya tres años. También que tres meses después cogió una copia de las llaves de la casa de su tía y navaja en mano amenazó a su víctima para tener sexo con ella.

Cuando ésta se negó, le propinó, supuestamente, tres cuchilladas en el cuello y que, tras matarla, le puso pañuelos en las zonas de los cortes para disimularlo y hacer creer que la muerte de la pobre mujer había sucedido por causas naturales. Cambió las sábanas llenas de sangre, dejó la casa limpia y se fue a su casa.

Escenario del crimen, contaminado

Casi consigue librarse del crimen, ya que cuando el cuerpo se encontró se dio casi por hecho que la causa de la muerte fue natural y se limpió la escena del crimen, contaminando pruebas.

Por suerte, los investigadores hicieron bien su trabajo y las pistas llevaron hasta Joaquín. Fue arrestado y llevaba en la cárcel casi tres años. Pero ya está en libertad.

Ahora el ministerio público pide quince años de cárcel por la violación, más dos por allanamiento de morada, nueve por la agresión sexual y prisión permanente revisable por el asesinato.

Es la pena más dura solicitada hasta ahora en la CARM y está muy bien si realmente es culpable. Pero, ¿qué hace este individuo en la calle? ¿No hay riesgo de fuga?

Puede pasar el resto de su vida en la cárcel… ¿Qué le impide intentar huir si lo tiene todo perdido?

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad