domingo, junio 26, 2022

Sólo siete años de cárcel por violar a una discapacitada en el camposanto de Moratalla

publicidad

Pordría interesarte...

El Supremo confirma la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia

Violar a una discapacitada se ve que es mucho más ‘light’. O, tal vez, como las feministas de turno no se pronunciaron en su día sobre esta triste noticia, la condena no ha sido tan dura. Sólo siete años por violar, en más de una ocasión, a una discapacitada.

El Tribunal Supremo ha ratificado la condena de la Audiencia Provincial de Murcia impuesta a un individuo por violar a una discapacitada en el cementerio de Moratalla.

Los hechos ocurrieron en 2015, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha conocido la sentencia definitiva. ¿Por qué? Porque el acusado ha ido recurriendo, según él, por la ambigüedad de los testigos, llegando a decir que uno de los que presenció el ataque se lo inventó, ya que no vio absolutamente nada.

Es más, llegó a decir que la víctima no estaba ese día en el cementerio de Moratalla, pero el Supremo ha desestimado todos sus recursos.

Por todo ello tendrá que pasar siete años entre rejas, además de indemnizar a la víctima con 10.000 euros por daños morales.

Una víctima que no pudo declarar en ningún momento por su discapacidad. La mujer que ahora tiene 67 años sufrió una meningitis que le afectó tanto a nivel psíquico como físico. No sabe leer ni escribir y tiene un grado de minusvalía confirmado del 75%.

La sentencia, vomitiva de leer, reconoce que el agresor violó a su víctima hasta en tres ocasiones; una en el interior de un panteón, otra sobre una lápida y la tercera en los aseso del camposanto.

Testigos que presenciaron dantesca escena increparon al supuesto violador, llamándolo «sinvergüenza» y más tarde contaron lo sucedido a los familiares de la mujer.

Pero, ¿Por qué no actuaron en dicho momento para evitar tal aberración? Incomprensible la verdad.

Sale demasiado barato delinquir en España. Este individuo no pasará ni la mitad de la condena confirmada en la cárcel.

Si quieres puedes invitarnos a un café y así ayudarnos a mantener el periódico aquí:

Últimos artículos

publicidad